Vigilia de oración por la paz y los refugiados

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

La Delegación diocesana de Migraciones, haciéndose eco del llamamiento del Arzobispo de Sevilla a raíz de la situación en la que se encuentran los refugiados que llegan a Europa, convoca a una vigilia de oración por la paz y por los refugiados, que tendrá lugar el miércoles 23 de septiembre, a las 20,30 horas en la Iglesia de Portaceli (Avenida Eduardo Dato).

Cartel vigilia refugiados JPEGAntonio María Godoy, delegado de Migraciones, en una carta enviada a los sacerdotes, responsables de comunidades, movimientos, hermandades y asociaciones cristianas, agradece «las rápidas y generosas respuestas que se están dando al llamamiento que el papa Francisco hizo el domingo y al comunicado que desde nuestro arzobispado hicimos el lunes, pidiendo ayuda para acoger a todas esas familias que llegarán a nuestro país, sobre todo, desde Siria».

Asimismo, señala que desde la Delegación de Migraciones y desde Cáritas Diocesana se está elaborando un directorio con «todos los recursos y ayudas que nos estáis ofreciendo», para dar una pronta respuesta en el momento en el que llegue los refugiados. «De momento no sabemos cuántas personas llegarán a Sevilla- explica Antonio MªGodoy- pues ni siquiera el gobierno de la nación sabe aún el número exacto de refugiados que acogerá España». «Lo que sí sabemos desde la Iglesia es lo que tenemos que hacer- añade el delegado de Migraciones- acoger a familias enteras, hermanos y hermanas nuestros, que vienen huyendo de la guerra, de la persecución y de la barbarie, y orar por ellos».

En cuanto a la acogida la Delegación y Cáritas Diocesana se han puesto a disposición de las autoridades para ayudar en todo lo necesario con recursos y personas, «ya que,-apunta- serán las administraciones central, autonómica, y local, las que tendrán que decidir el número de personas que, definitivamente, llegarán a Sevilla. Y serán las autoridades locales las que, en última instancia, tendrán que decidir la ubicación y el reparto, en nuestra provincia, con la ayuda de todas las asociaciones que prestemos nuestros medios y nuestro apoyo. Todo ello en un plan bien coordinado, organizado y estructurado y con un seguimiento permanente por la seriedad que merece la dignidad de esas personas».

Finaliza recordando la petición de Mons. Asenjo de destinar las colectas del domingo 13 a los refugiados, haciéndolas llegar a Cáritas diocesana para tener medios económicos suficientes para la acogida de los refugiados.

Contenido relacionado

Enlaces de interés