Los laicos y catequistas Sopeña celebran su XXXI Encuentro en Sevilla

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

La Archidiócesis de Sevilla acoge este fin de semana el XXXI Encuentro de Laicos y Catequistas Sopeña. Concretamente, 225 personas se dan cita el 8 y 9 de septiembre en el colegio San Pablo de la Fundación con el objetivo de “dar respuesta, desde la misión encomendada hace más de cien años por la fundadora Dolores Sopeña, a las necesidades del mundo de hoy”. Así, bajo el lema ‘Vivir en medio del mundo’, el encuentro trata de “profundizar y renovar el compromiso de ‘vivir y hacer en medio del mundo’ y cerrar la conmemoración del Centenario de la ida al Cielo de Dolores Sopeña”.

Programa

El encuentro comenzará con la bienvenida de la provincial de España del Instituto Catequista y directora general de la Fundación, Rosa María Hermosa, para dará paso al sacerdote jesuita Alberto Ares quién a lo largo de tres intervenciones abordará la ponencia ‘Vivir en medio del mundo con actitud Magis’. Por la tarde, se realizará una visita a las Esclavas para la celebración compartida de la Hora Santa, para terminar con una visita por el centro de la ciudad.

El domingo está prevista, tras la celebración de la Eucaristía, la ponencia de la Vicaria General del Instituto Catequista y secretaria general de la Fundación, Jacqueline Rivas, que intervendrá en torno al tema ‘Estar en medio del mundo y en medio del mundo estar en Dios’. Al término de esta se clausurará oficialmente el I Centenario de la muerte de Dolores Sopeña.

La Familia Sopeña en Sevilla

La elección de la capital andaluza no ha sido casual, dado que fue precisamente en una Hora Santa en Sevilla cuando Dolores Sopeña sintió confirmada su inspiración de constituir formalmente el entonces Instituto de Damas Catequistas y actualmente el Instituto Catequistas Dolores Sopeña, cuya constitución oficial tuvo lugar el 31 de octubre de 1901 en Toledo.

Cuando Dolores Sopeña fundó el Instituto Religioso, no eliminó la Asociación de Apostolado Seglar ni el trabajo apostólico fue absorbido totalmente por las Catequistas; más aún, la Asociación Laical fue potenciada. “Fieles a esta intuición carismática, Catequistas y Laicos compartimos la misión del Instituto y la gran misión de la Iglesia, somos agentes evangelizadores, cada uno desde su vocación específica”, explican fuentes de la organización del encuentro.

Contenido relacionado

Enlaces de interés