Encuentro del Obispo auxiliar con los profesores de religión

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

Mons. Gómez Sierra se reunió el jueves 5 con los profesores de religión de la escuela pública, concertada y privada del arciprestazgo de Dos Hermanas para conocer la realidad eclesial y educativa de la zona.

El encuentro formaba parte de la Visita Pastoral que D. Santiago está realizando en este arciprestazgo y a él asistieron el delegado de enseñanza, Juan Manuel Rodríguez, el arcipreste, el párroco de Ntro. Padre Jesús de la Pasión y más de 40 profesores de religión de las diferentes etapas educativas.

La reunión comenzó con una breve presentación que hizo el profesorado y continuó con la intervención del obispo auxiliar, quien incidió en la importancia de hablar de Dios en las aulas ante el silencio de la sociedad y de gran número de familias.

Manifestó ser consciente de los problemas que atraviesa la asignatura y su profesorado e insistió en la importancia de ser testigos activos de la Iglesia ante aquellos compañeros de claustro que respetan al profesional pero no la asignatura ni lo que representan.

Además alertó contra el relativismo académico y contra aquellos docentes que piensan que la asignatura de Religión consiste en mirar un retablo o en realizar interpretaciones culturales, «el profesor de Religión no es un instructor cultural», tiene una metodología académica pero forma parte de la evangelización de la escuela. Es un misionero en tierra hostil. El profesor de religión debe luchar contra el nuevo neopaganismo imperante en la escuela y en la sociedad y debe sentirse comunidad. Debe vivir en comunión con su parroquia escolar y trabajar junto al resto de agentes de pastoral del barrio.

Respecto a la situación generada por la LOMCE recordó los pasos dados por la Iglesia tanto a nivel nacional como autonómico y manifestó su pesar por no haber podido iniciar un proceso de diálogo ni en el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, ni en la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía por no haber sido atendidas, ni contestadas, sus solicitudes de audiencia. «El gobierno ha despreciado a la jerarquía y ha evitado cualquier diálogo», señaló.

Durante el diálogo con el profesorado y ante el requerimiento de alguna de las asistentes alentó al profesorado a abandonar la «terapia de despacho» en la que se encuentran instalados algunos sindicatos y a tomar un papel más activo y reivindicativo ante la agónica situación de la asignatura y su profesorado.

Volvió a insistir en que los obispos de Andalucía, con los dos arzobispos al frente, habían defendido en todos sus manifiestos al profesorado de Religión y la importancia de la asignatura como un derecho fundamental que tienen los padres y madres. Advirtió que el auténtico problema es la hostilidad de una cultura laicista hacia la Iglesia, la asignatura de Religión y en consecuencia también a su profesorado.

Señaló, para terminar, en que la presencia de la religión en la escuela no es bien recibida ni aceptada por la cultura neopagana dominante. El motivo es el concepto antropológico que enseña y el ideal de vida que propone. Animó para terminar a seguir siendo testigos del Evangelio en los ambientes escolares, a trabajar unidos con los párrocos en la pastoral educativa y a ser misioneros en tierra hostil.

Contenido relacionado

Enlaces de interés