El Sarus no olvida a los cristianos perseguidos

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

«Occidente los abandona: demasiado árabes para la derecha y demasiado cristianos para la izquierda…» con esta cita de Régis Debray comenzaba Luís Ferreiro su exposición sobre las persecuciones que sufren los cristianos en Oriente Medio.

La invitación de Luís Ferreiro (licenciado en Química, presidente del Instituto Emmanuel Mounier y director de la revista Acontecimiento) para denunciar la trágica situación de los cristianos en Iraq, de especial relevancia para la comunidad cristiana, fue acogida con interés e inquietud por alumnos y profesores universitarios, en el contexto de las reuniones semanales que el Sarus (Servicio de Asistencia Religiosa de la Universidad de Sevilla) celebra cada jueves en la Capilla del Rectorado.

El carácter de minoría de estos cristianos en un mundo musulmán y hostil, y a su vez, en el seno de la Iglesia Católica, los convierte en un colectivo especialmente vulnerable.

Ya en 2010, Benedicto XVI convocó un sínodo sobre Oriente Medio para promover el acercamiento con las Iglesias Orientales Católicas. La persecución de los cristianos es un problema propio de todos y ayudar a estas personas es hoy la prioridad de la Iglesia, cuyo cuerpo diplomático se encuentra entregado a la evacuación de todos aquellos cuyas vidas están amenazadas. Sin el apoyo exterior no se solucionará el problema, y aquellos que han podido escapar han abandonado sus hogares y el territorio al que siempre han estado vinculados durante generaciones, lugares donde había iglesias desde el siglo I. El cristianismo no es precisamente una fe extranjera o impuesta.

Luís Ferreiro considera que la sistemática persecución de los cristianos puede responder a un plan para la eliminación del cristianismo en la región. Debido a la exclusión de las instituciones públicas, los cristianos son fuertes en el sector privado y juegan un papel moderador importante en la zona, sobre todo en el conflicto árabe-israelí.

El testimonio escrito de Fátima, mujer de 30 años miembro del coro de la Catedral del Perpetuo Socorro del rito caldeo en Bagdad, permitió trasladar la realidad vivida diariamente por los cristianos iraquíes y conmovió profundamente al auditorio.

El pago de una multa por profesar la fe cristiana, confesar su conversión al Islam públicamente, ceder a una hija, son sólo los pasos que preceden a la persecución, la tortura y el martirio de hombres y hasta de niños, y la venta de las mujeres como esclavas sexuales a los terroristas del Estado Islámico (EI). No obstante, a pesar de que hemos conocido estos hechos el pasado verano, éstos se vienen produciendo desde 2003, según denunció Ferreiro.

La invasión de Iraq por EEUU con el objetivo de democratizar el país no dio los resultados esperados y se procedió a abandonar progresivamente la región en una situación de inestabilidad, de estado fallido. Además de esta reciente intervención occidental, no podemos olvidar los precedentes históricos de dominación turca y el reparto de la región entre Francia e Inglaterra tras la II Guerra Mundial. Por otro lado, las facciones sunita (minoría dominante en Iraq e Irán) y chiita (estos considerados como herejes por los primeros) juegan un papel fundamental en el desarrollo de los acontecimientos. Los terroristas del EI (sunitas) se han beneficiado de la debilidad del estado iraquí.

El petróleo ha sido y es la principal fuente de ingresos de los terroristas. En un primer momento, financiados por países del entorno del Golfo Pérsico, como Arabia Saudí y Qatar, y ahora por la venta directa del crudo de los pozos que han caído bajo su control en Iraq y Siria.

Ferreiro es de la opinión de que con este tipo de agresor no hay posibilidades de diálogo y se entra en el ámbito de la legítima defensa. Como mejor solución sugiere la entrada del ejército de una coalición de países árabes y el corte de suministros. Siempre con el menor coste humano posible.

La intervención de Luís Ferreiro fue esclarecedora para muchos de los universitarios asistentes que participaron con preguntas y resolvieron muchas cuestiones sobre los distintos factores que intervienen en esta zona geoestratégica fundamental para las relaciones internacionales hoy en día.

Ángela Tenorio

Contenido relacionado

Enlaces de interés