Carta desde la misión en Moyobamba (Perú)

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

José Diego Román, sacerdote diocesano de Sevilla, prosigue su labor misionera en Moyobamba y ha remitido a la Archidiócesis una carta en la que com parte los progresos de la tarea que dirige en aquella zona del norte de Perú, en el departamento de San Martín. Reproducimos a continuación el texto íntegro de la carta en la que hace referencia a la reciente visita del arzobispo de Sevilla, así como a la celebración del Tríduo Pascual y el avance del proyecto educativo que dirige en la zona.

Queridos Amigos:

Primero que nada es bueno siempre dar gracias a Dios, por todas las cosas que hace en cada uno de nosotros y principalmente en este tiempo de Pascua, en el cual, venció a la muerte y la muerte no ha tenido dominio sobre Él. Que nuestra vida sea siempre ese grito de los apóstoles y María Magdalena cuando encontraron el sepulcro que estaba vacía. QUE CRISTO HA RESUCITADO. Pues Cristo resucitado es quien nos mueve para hacer tantas cosas por las personas necesitadas, que nos va poniendo por nuestro caminar en la vida, y es el que da sentido a mi vida y por quién estoy acá en la misión.

Entre unas cosas y otras, no he podido escribir antes, aunque sí por Facebook, si hay información constante, tanto si ponéis en usuario parroquia de jepelacio, como José Diego Román, hay encontraréis información constante de las cosas de la parroquia y la misión.

Lo más importante en este tiempo es que el proyecto ya ha comenzado a funcionar, es decir, ya se comenzó con las chicas y algún que otro chico a primeros de año, ya van a llevar casi cinco meses, pero la casa todavía no está construida, sino que viendo la necesidad y a estas chicas ya les hacía falta alquilamos una en la ciudad de Moyobamba, y gracias a Dios ya ingresaron algunas en carreras técnicas como Analí en enfermería, Rosabel en agropecuaria, que sería como perito agrónomo en España, Érika en Ingeniería Medio Ambiental, ella consiguió una beca, pues acá el tema de las becas es muy difícil, y se va a estudiar a un pueblo cercano Nueva Cajamarca, en la Sedes Sapientia, que le llaman la Católica y que lo llevan gente del movimiento Comunión y Liberación, y que hacen una espléndida labor, en toda esta zona. Janet, también le dieron beca y va a estudiar mecánica industrial, acá en Moyobamba. Thalia, regresó a su casa a Shuchuyacu, pues más adelante quiere seguir postulando. También hay dos chicas de los últimos pueblos dónde para llegar hay que ir caminando hasta seis horas Flor de Selva, Gisela y Greis, que terminaron secundaria y no podían estudiar por falta de recursos económicos, y se están preparando para ingresar en la universidad, y dos chicos Elevit y Lucho, que siguen preparándose también para ingresar en la universidad.

Todos estos son datos alentadores, que hacen que se tenga más ilusión si se cabe en este proyecto, que se ve que tanta falta hacía de sacar a estas chicas para que sean profesionales el día de mañana. Por eso seguiremos pidiendo vuestra ayuda económica y espiritual, para seguir llevando para adelante este bonito proyecto.

Para sostener este proyecto ya están funcionando unas piscinas en las que se están criando peces, con doble motivo: uno para mejorar más la alimentación de la zona, pues apenas se come pescado, y otra con el dinero que se consiga pues apoyar el proyecto que se está haciendo.

Por el mes de febrero, en Lima, tuve la suerte de que vino mi Arzobispo, D. Juan José Asenjo Pelegrina, a dar unas charlas a la casa provincial de las religiosas de Ntra. Sra. De los Ancianos desamparados, pude compartir con él, muchas cosas de la misión y quedamos en que vendrá pronto a mi parroquia a ver la misión en mi parroquia, pues por la premura del tiempo no pudo quedarse más ni desplazarse.

Vivimos como todos los años la Semana Santa, desde el Miércoles Santo al Domingo de Resurrección, con más de setenta jóvenes de las distintas comunidades a las que visito, fue una experiencia bonita, pues estos jóvenes no podían vivir los oficios de la Semana Santa en sus capillas, evidentemente porque no había cura, pero la vivimos intensamente, con: acto penitencial, lavatorio de los pies en la misa del Jueves Santo, Monumento durante toda la tarde y la noche, el Viernes Santo en la mañana Santo Vía Crucis por las calles del pueblo, Adoración de la Cruz el Viernes Santo, procesión también por las calles del pueblo, con la Virgen de los Dolores y el Santo Entierro, hombre ni mucho menos son como las de mi pueblo Las Cabezas de San Juan, pero por lo menos en algo se intentó. El Sábado santo, pues ahí se contempló la Soledad de María, y después un pequeño paseo, pues había que preparar durante el día todas las cosas para la Gran Vigilia Pascual, que es la misa más importante de todo el año para un cristiano, y la verdad todo salió perfectamente, después de la vigilia pues los jóvenes tuvieron su fiesta de celebrar a Cristo Resucitado de entre los muertos, ya el Domingo de Resurrección la Eucaristía, con bautismos y después nos tocaba a la parroquia el Izamiento del Pabellón Nacional, es decir, un acto cívico y patriótico del Perú que por ser Domingo de Resurrección, le tocaba a la parroquia, pues un Domingo de Resurrección del año 1991, fue cuando se erigió esta comunidad en Parroquia, con el título de San Roque y Santa Teresa.

También en la salida de los pueblos que normalmente hago, varias veces a la semana, ha sido muy emotivo en uno de los pueblos llamado Villa el Salvador, pues los moradores de ese pueblo se organizaron e hicieron su Iglesia, sin pedir nada ellos poniendo casi todos los materiales, así da gusto tener ese sentido de Iglesia y que eso era para ellos, se dedicó a Ntra. Sra. La Virgen de Guadalupe, y también hubo varios bautizos y un matrimonio, quedando pendiente más matrimonios, Primeras Comuniones y bautizos para otra visita. Después hubo un almuerzo organizado por la propia comunidad, pues vinieron gente de los pueblos cercanos, un buen número de católicos se juntaron, yo pensaba que así sería como nació la Iglesia, como en estos días nos recuerdan el libro de los Hechos de los Apóstoles, todo lo que tenían lo ponían en común y cada uno cogía según su necesidad, y también pensaba que lejos estamos concretamente en España de estos primeros apóstoles, cuando los miembros de la misma Iglesia Católica, muchas veces nos peleamos, insultamos…, que resuene en nosotros lo que decían de estas primeras comunidades: «Mírales cómo se aman, verdaderamente estos son hijos de Dios» . Como dice el Papa Francisco que nunca nos roben ni esa alegría, ni la esperanza en Cristo Nuestro Salvador.

También visito de vez en cuando una escuela que la llevan las Hnas Mercedarias de la Caridad, se llama la escuela Monseñor Martín Elorza, fue un gran obispo misionero, de la congregación de los Pasionistas, que tanto como Monseñor Venancio Orbe y Monseñor Santos, dejaron sus vidas acá en la Prelatura de Moyobamba, tenemos la suerte de que los tres están enterrados en la catedral, y siempre voy a rezarles para que me ayuden en todos los proyectos que llevo entre manos, sin olvidar que el primero de todos y por lo que estoy acá es el de la Evangelización, los otros van saliendo al ver tanta necesidad. De Monseñor Elorza ya está abierta su causa de Beatificación y si Dios quiere muy pronto lo veremos en los altares, aunque para muchos que lo conocieron ya fue un verdadero santo en vida.

Ya el mes que viene concretamente del 12 de mayo hasta el 29 de junio, si Dios quiere estaré por España, quien quiera que se ponga en contacto conmigo, para hacer alguna visita, dar alguna charla, llevar el video del proyecto, vender algunas cosas típicas del Perú, para recoger algo para la misión y los proyectos, siempre y cuando no me coincida con algunas fechas que ya tengo comprometidas, me podéis escribir tanto al Facebook de parroquia de jepelacio, como al de José Diego Román, o al correo electrónico dromanf26@hotmail.com

Pues espero veros pronto, y siempre muy unidos en la oración a los Sagrados Corazones de Jesús y de María.

José Diego Román Fernández, Sacerdote Diocesano de Sevilla en la misión de Moyobamba en Perú.

Contenido relacionado

Iglesia Noticia Sevilla| Semanas Sociales 2021

Pablo Enríquez dedicó su programa Iglesia Noticia Sevilla a hablar sobre...

Sesión inaugural de las Semanas Sociales de España (COMPLETO)

Retransmisión de la sesión inaugural de las Semanas Sociales de España,...

Enlaces de interés