Tres misioneros malagueños en Zimbabwe celebran los 20 años de presencia de la congregación

Diócesis de Málagahttps://www.diocesismalaga.es/
La diócesis de Málaga es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Málaga.

El 29 de enero de 2002 llegaban a Zimbabwe tres Misioneros Claretianos: Amador Núñez, Luis María Guerrero y Antonio Llamas, y con ellos comenzaba una historia que cumple 20 años el 29 de enero de 2022 y en la que están insertos tres malagueños: Antonio Llamas, Joaquín Béjar y Álvaro Rodríguez.

[embedded content]

El 29 de enero de 2002 llegaban los sacerdotes Misioneros Claretianos Amador Núñez, Antonio Llamas y Luis María Guerrero a Zimbabwe, se alojaron en el Centro Diocesano de Capacitación Shingai de Gokwe y comenzaron la tarea de aprender la lengua y la cultura shona.

A finales de ese mismo año abrieron la Misión de Gwave, una gran misión con tres subparroquias y 37 poblados lejanos. «El primer período fue duro pero emocionante. Como equipo, tratamos de servir a los poblados lo mejor que pudimos. Dedicamos los días, especialmente los fines de semana, a estar con la comunidad, visitar a los enfermos, compartir reuniones y celebrar la Misa con las comunidades. Poco a poco se pusieron en marcha algunos proyectos como los salones de usos múltiples en Mutimutema y Huchu», así recuerdan los inicios de su laboral pastoral en la web de la congregación

A esta primera comunidad se fueron uniendo más misioneros, entre ellos otros dos malagueños: Joaquín Béjar, en 2006, y Álvaro Jover, en 2018. En la actualidad, la comunidad está formada por nueve misioneros claretianos de diversas nacionalidades y acaban de celebrar las primeras ordenaciones de misioneros naturales de Zimbabwe. Se dividen en tres comunidades: Ruwa (285 km cuadrados), Zhomba y Harare, desde la que se atienden dos parroquias en Ruwa (St. Charles y St. Dominic), dos escuelas (St Claret en la Misión de Zhomba y St Vincent en Ruwa), y varios proyectos de desarrollo, como Karikoga, para niños huérfanos del VIH, que se apoya desde la delegación de Proclade Bética en Málaga. 

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Enlaces de interés