Málaga participa en la clausura del Año Jubilar Trinitario

Diócesis de Málagahttps://www.diocesismalaga.es/
La diócesis de Málaga es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Málaga.

Los Trinitarios de Málaga se unen este fin de semana a la familia Trinitaria de todo el mundo para celebrar la clausura del año jubilar por los 800 años de la muerte de san Juan de Mata y los 400 años de la muerte del reformador san Juan Bautista de la Concepción. 
El pasado sábado día 15 de febrero se ha celebrado una solemne procesión con las reliquias del reformador desde su iglesia hasta la S.I. Catedral de Córdoba. El domingo 16, tuvo lugar la Eucaristía con motivo de la Clausura.

José Borja, postulante trinitario, es quien firma la crónica de estos actos, que la familia trinitaria malagueña ha compartido con el resto de miembros de la orden en Córdoba. «Este fin de semana ha transcurrido en Córdoba la clausura del Año Jubilar Trinitario. Con motivo de los 800 años de la muerte del fundador, san Juan de Mata, y 400 años del reformador, san Juan Bautista de la Concepción. Los actos empezaron el viernes 14 con la llegada de los diferentes provinciales, ministros y frailes de diferentes casas de la orden en todo el mundo. Rezamos las vísperas y celebramos la Eucaristía, presidida por el Padre General, donde nos acompañaron feligreses de la parroquia, personas de la familia trinitaria y jóvenes del colegio. Acabamos con una cena de fraternidad.

El sábado día 15 empezamos la mañana con una charla sobre «el discernimiento vocacional de san Juan Bautista de la Concepción». Por la tarde celebramos la solemne procesión desde la iglesia-convento hasta la S. I. Catedral de Córdoba. En ella participaron los religiosos, postulantes, diversas cofradías y jóvenes. La lluvia hizo acto de presencia, pero aún así, seguimos. El momento único y emotivo fue cuando entró el paso con las reliquias de san Juan Bautista de la Concepción por la Catedral y empezamos a cantar su himno. Se cerraba uno de los días históricos.

El domingo 16 empezamos de nuevo con una charla sobre la vida y hechos del santo y nos dirigimos en autobús hasta la Catedral, donde tenía lugar la Eucaristía de acción de gracias y se clausuraba oficialmente el año jubilar. Se sumaron las monjas Trinitarias fundadas por san Juan Bautista, así como adultos y jóvenes de la familia trinitaria o pertenecientes a los distintos colegios y cofradías. La Misa estuvo presidida por el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, y concelebrada por religiosos Trinitarios. Al finalizar el paso con el reformador, éste fue llevado de nuevo en procesión hasta el lugar donde reposa. Doy gracias a Dios Trinidad por todo lo que he vivido éste fin de semana».

LA ORDEN TRINITARIA

La Orden de la Santísima Trinidad (Trinitarios) es una familia religiosa fundada por el francés Juan de Mata (1154-1213) con Regla propia, aprobada por Inocencio III el 17 de diciembre 1198 con la bula Operante divine dispositionis. Es la primera institución oficial en la Iglesia dedicada al servicio de la redención con las manos desarmadas, sin más armadura que la misericordia, y con la única intención de devolver la esperanza a los hermanos en la fe que sufrían bajo el yugo de la cautividad.

Con rasgos profundamente evangélicos, Juan de Mata funda un nuevo y original proyecto de vida religiosa en la Iglesia que conecta la Trinidad y la redención de cautivos: la orden es Orden de la Santísima Trinidad y de la redención de cautivos, las casas de la orden son casas de la Santa Trinidad para la redención de los cautivos, y los hermanos de Juan de Mata son hermanos de la Santa Trinidad y de la redención de cautivos.

La Regla escrita por Juan de Mata es el principio y fundamento de la Orden Trinitaria.

Adaptada a través de 800 años por la tradición, y principalmente por el espíritu y la obra del Reformador Juan Bautista de la Concepción. Hijo de labradores acomodados, nació en Almodóvar del Campo, Ciudad Real, 10 de julio de 1561. Sintió una temprana vocación religiosa que reflejó en «jugar a santo» por medio de un acusado ascetismo que puso en peligro su salud infantil. Estudió gramática con los Carmelitas Descalzos de Almodóvar y luego teología en Baeza y Toledo, donde tomó el hábito de los Trinitarios Calzados el 28 de junio de 1580 e hizo el noviciado. Profesó el 29 de junio de 1581. Allí estudió también filosofía con el Beato Simón de Rojas. Luego cursó cuatro cursos de teología en Alcalá de Henares y marchó a Sevilla, pero entonces tuvo una revelación al salir de Écija y concibe el deseo de reformar la Orden trinitaria para hacerla más rigurosa; marcha primero a Valdepeñas y luego a Roma, donde llega el 21 de marzo de 1598.

Tiene que sufrir la oposición de los trinitarios calzados y tras varias dilaciones, detenciones y maniobras, logró el breve de erección de la reforma el 20 de agosto de 1599. De vuelta a España tomó posesión del convento de Valdepeñas en 1600; desde 1601 a 1605 fundó ocho conventos en Alcalá, Madrid y Salamanca. Elegido provincial, continúa fundando hasta siete casas, algunas importantes, cuales son Salamanca, Baeza, Córdoba, Sevilla y Pamplona.

Cesa de provincial en 1609, pero funda aún el monasterio de Toledo (1611) y trabaja en la fundación del de Sanlúcar de Barrameda, a pesar de un molesto mal de vejiga del que es operado y mal curado; se le ordena que cese de esas gestiones y se retira a Córdoba, donde se agravan sus achaques; allí fallece el 14 de febrero de 1613. El papa Pablo VI lo canonizó en 1975.

EL HOY DE LA ORDEN

Trinitarias y trinitarios, nacidos «para gloria de la Trinidad y la redención de los cautivos», son hoy en la Iglesia y para el mundo testigos del Dios Trinidad y apóstoles de la redención, juntos a los miembros de la Familia Trinitaria, desde distintas partes del mundo, proclaman la verdadera libertad para los que carecen de ella, promueven la dignidad de los pobres y oprimidos, acogen a los refugiados, emigrantes y transeúntes, ayudan a los más necesitados, anuncian el evangelio en tierras de misión, son solidarios con los perseguidos a causa de su compromiso con el evangelio y ejercen el ministerio pastoral según la índole propia de su carisma.

Contenido relacionado

Concepción Rodríguez: «Todo el que busque paz y cariño, que vaya a la iglesia»

Concepcion Rodríguez Morales es una feligresa de Colmenarejo, pedanía de Campanillas....

Enlaces de interés