La Hermandad de la Soledad de Marbella emprende un viaje solidario con los refugiados de Ucrania

Diócesis de Málagahttps://www.diocesismalaga.es/
La diócesis de Málaga es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Málaga.

La Hermandad de la Soledad de Marbella ha organizado una expedición rumbo a Polonia con un autobús lleno de medicinas y artículos de primera necesidad para socorrer a los refugiados ucranianos que llegan al país y traer a su vuelta a un grupo de 50 personas, entre mujeres y niños.

La iniciativa surgió en el seno de la Hermandad gracias a su teniente hermano mayor, Manuel Lavigne, que es bombero jubilado y que ya ha participado en otras expediciones de emergencia como la que realizaron junto a la Asociación Profesional de Bomberos de Marbella a Lesbos durante la crisis de refugiados en la isla griega.

Como relata la hermana mayor, Isabel Mata: «en cuanto llegó a sus oídos el problema con los refugiados de Ucrania, fue a ver nuestro párroco y director espiritual y enseguida obtuvo un sí. La primera intención fue mandar un camión cargado de material humanitario, pero no terminó de cuajar. Sí salió lo del autobús y nos pusimos manos a la obra. En solo cuatro días recaudamos más de 22.000 euros, que cubren los gastos previstos (solo en gasoil son más de 8.000 euros), y todavía hay gente que se sigue uniendo. El pueblo entero de Marbella se ha volcado». 

La expedición la forman seis bomberos, una enfermera del 061 y un intérprete de polaco y ucraniano. El plan previsto consiste en llegar a Varsovia en tres días, descargar el material y recoger a un grupo de refugiados que cuentan ya con familiares viviendo en Marbella y que serán acogidos en sus casas. Como recuerda la hermana mayor, «todo el operativo se está haciendo en coordinación con las ONGs que trabajan en la zona y el traslado se ha gestionado con las embajadas y consulados para garantizar al máximo la seguridad jurídica del grupo de personas (en su mayoría mujeres y niños) que será acogido. El viaje de vuelta durará otros tres días y nosotros correremos con los gastos de alojamiento y manutención de todo el grupo».

Mata ha querido «agradecer enormemente el apoyo incondicional de nuestro parroco y director espiritual que, cada vez que le pedimos algo, nos apoya, nos da mucho cariño y nos dice «adelante»».

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Enlaces de interés