El Obispo de Málaga bendice el centro «Calor y café»

Diócesis de Málagahttps://www.diocesismalaga.es/
La diócesis de Málaga es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Málaga.

La bendición ha tenido lugar el 21 de diciembre, en las instalaciones del centro, en calle Álvaro de Bazán. Y la apertura del centro tendrá lugar, en palabras del Vicario para la Acción Caritativa y Social, Gabriel Leal, «en Navidad, antes de que acabe el año 2016».

Al acto de bendición, presidido por el obispo de Málaga, Jesús Catalá, asistieron, entre otros, el director de «Calor y café», Vicente Jiménez y el equipo de trabajadores y voluntarios; el Vicario para la Acción Caritativa y Social, Gabriel Leal; el ecónomo diocesano, Guillermo Tejero; el vicario judicial, Antonio Coronado; el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; el concejal de Derechos Sociales, Julio Andrade; el presidente de la Fundación Corinto, Aurelio Garcia; el director de Cáritas, Francisco Sánchez; el secretario general de Cáritas Málaga, Patricio Fuentes; el director de la Casa de la Merced, Ángel Antonio Chacón; la coordinadora de Puerta Única, Sandra Serrano y la directora del Albergue Municipal, Rosa Martín, así como numerosos sacerdotes de la diócesis.

Un grupo de trabajadores y voluntarios de Cáritas formaron el coro que puso ritmo a la celebración en la que el obispo comenzó invitando a todos a pedir perdón por nuestros pecados, especialmente «por las veces que Cristo ha pasado por delante de nosotros y no lo hemos sabido reconocer en los más necesitados».

«Este centro es un hijo de la caridad, del amor de Dios», afirmó D. Jesús Catalá, quien recalcó que «esto no es cosa de los hombres, es cosa de Dios». «No respondemos solo a una necesidad pasajera. Nosotros pasaremos, pero el prójimo no pasará. El amor de Cristo no pasará». «Con este centro queremos expresar que no estamos vacunados al sufrimiento del otro, que acogemos a todos».

Durante su homilía, Mons. Catalá ha animado «a los políticos que dirigen las naciones a dar respuesta a Muchas necesidades que hoy no se responden porque no se quiere dar respuesta. Y tenemos que decirlo con voz profética». También ha agradecido la ayuda y colaboración de todas las instituciones y personas y a los voluntarios que se han comprometido a «darse», con todo el cariño. Y a quienes llegarán a este centro les ha agradecido su futura presencia «porque nos dan más de lo que nosotros podemos ofrecerles».

Por su parte, el director de Cáritas Diocesana, Francisco Sánchez, dio las gracias «también a la parroquia de Santo Domingo, que cedió el local» y afirmó que «la Iglesia sigue abriendo caminos de esperanza con este centro».

Encarni Llamas Fortes

Contenido relacionado

Adviento en primera persona

Las parroquias se vuelcan a vivir este tiempo litúrgico que prepara...

Religiosos, consagrados y sacerdotes de Melilla comienzan juntos el Adviento

Religiosos y religiosas, consagrados y el clero de Melilla comenzaron el...

Ocho miembros de la Academia Católica Francesa desmontan las tesis del informe Sauvé sobre...

Ocho destacados miembros de la Academia Católica Francesa han elaborado un...

Enlaces de interés