Comienza el Año Jubilar Teresiano

Diócesis de Málagahttps://www.diocesismalaga.es/
La diócesis de Málaga es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Málaga.

El 15 de octubre comienza un año de gracia para la diócesis de Ávila. Será el primer Año Jubilar Teresiano que, de forma periódica, se celebre cada vez que la fiesta de santa Teresa de Jesús coincida en domingo.

Siguiendo las huellas de santa Teresa
Para entender el porqué de esta celebración, hemos de remontarnos al pasado 2015. En aquel momento, el V Centenario del nacimiento de la Santa Doctora de la Iglesia fue un torrente de gracia para todos quienes llegaban a la ciudad amurallada siguiendo las huellas de esta carmelita universal. Todos sentimos una verdadera renovación espiritual, y un impulso a ponernos en camino, como ella hizo “con determinada determinación”, para ser nuevos evangelizadores en el siglo XXI. La oración, la fraternidad, la austeridad y la misión, fueron los cuatro puntos esenciales que quisieron resaltarse como la base de toda enseñanza teresiana. Y calaron tan hondo entre quienes vivieron de cerca este acontecimiento, que aún hoy estamos recogiendo sus frutos.

Siendo conscientes de aquellas gracias que proporcionó el V Centenario, se valoró la posibilidad de que esta gracia pudiera tener continuidad en el futuro. De esta manera, en el propio 2015, el obispo de Ávila, apoyado por diversas instituciones religiosas y civiles, solicitó al Santo Padre la posibilidad de contar con un Año Jubilar periódico. La concesión llegaba en septiembre de 2016, por parte de Penitenciaría Apostólica, quien señalaba lo extraordinario de esta concesión del Jubileo periódico, pues “no siempre suele concederse”. Sin embargo, atendiendo al bien de los fieles, decía el Decreto, a partir de ahora podría lucrarse la Indulgencia Plenaria en forma de Jubileo cada vez que el 15 de octubre (fecha en la que se conmemora la muerte de santa Teresa de Jesús) sea domingo. Y la providencia quiso que el primero de ellos fuera justo unos meses después de este anuncio. 2017 abrirá la puerta a lo que serán los Años Teresianos venideros, que buscarán llevar las enseñanzas de la mística abulense a todos los rincones.

¿Cómo se podrá ganar el Jubileo?
La propia Penitenciaría Apostólica lo explica claramente. Lo primero de todo es cumplir con las condiciones acostumbradas para todos los Jubileos: confesión sacramental, comunión eucarística y oración por las intenciones del Romano Pontífice. Y después, con alguna de las opciones propuestas. Por ejemplo, asistiendo a la Eucaristía en los templos jubilares en fechas especiales señaladas a tal efecto.

Segundo, cualquier día del año, siempre que se peregrine al menos 100 km a pie o a caballo, o 200 km en bicicleta, hasta cualquiera de los templos jubilares de la ciudad de Ávila. Tercero, cualquier día del año, entrando en cualquier templo jubilar de la diócesis, siempre que se hagan previamente diez de las horas de oración según el modelo teresiano. Y por último, para aquellos que no puedan desplazarse hasta los templos jubilares (especialmente enfermos y los presos), siempre que, además de los requisitos habituales, lean una de las cuatro principales obras de santa Teresa: Vida, Moradas, Camino a la Perfección o Fundaciones. Todas estas cuestiones están recogidas en la web oficial de este Año Teresiano: www.jubileoteresiano.com, donde además se encuentran las rutas de peregrinación que se han preparado para lucrar la Indulgencia, oraciones teresianas, y todo lo necesario para organizar la visita a Ávila.

Santa Teresa, una gran mujer de fe, de oración, que supo encontrar el camino de amistad profunda del Señor para emprender grandes obras. Su influjo traspasa los límites de la muralla de la ciudad que la vio nacer. Prueba de ello es la gran devoción que existe en cientos de lugares en torno a sus reliquias, como su mano incorrupta que se conserva en Ronda. Por eso, este Año Jubilar Teresiano es una ocasión única para empaparse de su espiritualidad, de su ejemplo de vida, en los mismos lugares por donde ella transitó, donde ella nació y vivió. Ojalá este Jubileo sirva de gran provecho para fortalecer nuestra vida interior, siguiendo las huellas de santa Teresa de Jesús.

Auxi Rueda
Directora de Comunicación de la Diócesis de Ávila

Contenido relacionado

Santos Ciriaco y Paula, la fe malagueña siempre joven

El 18 de junio celebramos el martirio de los santos patronos...

La música es curativa, llena de sentido, se mete en el alma

A unos días de su concierto en la Catedral de Málaga,...

Los jóvenes te invitan a un Con-Cierto Espíritu, inscríbete

El sector joven de la ACG (Acción Católica General) en Málaga...

Enlaces de interés