Primera Convivencia Vocacional del año

Diócesis de Jaénhttp://diocesisdejaen.es/
La diócesis de Jaén es una iglesia particular española sufragánea de la archidiócesis de Granada. Sus sedes son la Catedral de la Asunción de Jaén y Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza.

Los pasados días 14 y 15 de enero, el Seminario acogía la primera Convivencia Vocacional de este nuevo año. Fueron en total unos 10 chicos los que participaron en la convivencia, provenientes de distintos pueblos de nuestra diócesis, de Jaén, Úbeda, Cambil, Ibros y Sabiote. En esta ocasión la convivencia ha estado orientada en la vida de Santa Teresa de Calcuta, y por ello el lema ha sido «El que no vive para SERVIR, no sirve para VIVIR». La principal vocación cristiana es la santidad, que se concreta luego en las diversas formas de vivencia cristiana, como son principalmente, la vida matrimonial, la vida consagrada o la entrega generosa a dar la vida continuamente por el evangelio por los demás. Por eso este testimonio de vida cristiana como es el de Santa Teresa es un buen prototipo para que los chicos que han participado en esta convivencia se hagan conscientes de que hay y ha habido siempre personas que han dado su vida por Cristo, y muy especialmente en el rostro de los más pobres, de aquellos que para la sociedad no cuentan apenas nada. Es ahí también donde Jesús nos hace su llamada.

Toda esta intención se ha llevado a cabo con numerosas actividades. Entre ellas la catequesis vocacional con tintes dinámicos, el deporte, los diálogos con los seminaristas y formadores, el rosario vocacional, la oración y una gymkana. Y lo más específico también de esta convivencia, y en el contexto de la fiesta de San Antón, todos pudimos participar de la tradicional hoguera que tuvo lugar en los patios del Seminario. Durante esas horas pudimos compartir también una barbacoa y momentos de convivencia especiales.

Pero no podemos olvidar que el centro de estas convivencias es la Eucaristía. El domingo nos dirigíamos a la Parroquia de San Pedro Pascual para celebrar junto a su comunidad parroquial la Misa. Los chicos de la convivencia participaron realizando las lecturas, preces y cantos. En resumen han sido unos días intensos, con oportunidad de aprender de la mano de Santa Teresa de Calcuta que la santidad es posible a través del rostro de los más necesitados.

Contenido relacionado

Enlaces de interés