La Parroquia de Guarromán celebra el Sacramento de la Confirmación, presidido por el Obispo

Diócesis de Jaénhttp://diocesisdejaen.es/
La diócesis de Jaén es una iglesia particular española sufragánea de la archidiócesis de Granada. Sus sedes son la Catedral de la Asunción de Jaén y Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza.

El pasado 2 de mayo, Don Amadeo Rodríguez Magro, Obispo de Jaén, llegó por vez primera a la parroquia de la Inmaculada Concepción de Guarromán, poco después del segundo repicar de campanas. A su entrada, el pueblo reunido en el Templo se puso en pie en gesto de respeto a su Obispo. Dirigiéndose al altar, fue saludando con “Holas” y “Buenas tardes” a los presentes y, en un reclinatorio, oró ante el Sagrario. El resto de personas imitaron el gesto de su Pastor diocesano.
En ese momento, el coro empieza a cantar:

“En momentos así, levanto mi voz
levanto mis manos a Cristo
En momentos así, levanto mi voz
levanto mis manos a El

Cuanto te amo oh Dios
Cuanto te amo oh Dios
Cuanto te amo oh, ho,
te amo oh Dios!

La jornada empezaba cargada de emoción: el pueblo de Guarromán, en comunión con su obispo, oraba en profundo recogimiento ante el Señor. Trascurridos unos momentos, Don Amadeo se levanta y saluda al párroco, D. Luis Juan Gallardo Anguita e intercambia algunas palabras con aquellos que van a ser confirmados en unos instantes.

A la celebración acudieron los niños y las niñas, sentados en los primeros bancos, que recibirán en unas semanas por vez primera la Sagrada Comunión. Detrás de éstos las Autoridades Locales, el Consejo Parroquial y el resto de la Iglesia guarromanense. El templo estaba lleno.

La Santa Misa, presidida por el Obispo y concelebrada por el párroco de Guarromán, anteriormente citado, y D. Miguel Lendínez, Secretario del Obispo, transcurrió en un ambiente de e fraternidad. En ella fueron confirmados 15 jóvenes y una persona mayor, cuya decisión de confirmarse fue motivo de comentario de Don Amadeo: “Nunca es tarde para recibir el don del Espíritu”.

En la homilía apremió a los confirmandos a seguir participando activamente en la Iglesia con la firmeza de San Esteban pero con los ojos puestos en la Inmaculada Virgen María. “Una devoción que por estos pueblos de Sierra Morena, como en mi tierra decimos, es de nacencia” comentó el Obispo.

Tras la celebración, Don Amadeo visitó las últimas obras llevadas a cabo en las dependencias parroquiales; después, estuvo hablando con los feligreses en el patio parroquial y, por último, antes de marcharse, saludó a una señora en silla de ruedas que había pedido saludarlo.

Visita breve pero cargada de emoción, cercanía y alegría. Gracias Don Amadeo por compartir unas horas con nosotros.

Gracias por hacernos sentir parte de esta Iglesia de Jaén que camina, junto a María, en un peregrinar entre olivos.

Mario Hernández López
Parroquia Inmaculada Concepción de Guarromán

Contenido relacionado

Enlaces de interés