La Iglesia de Jaén conmemora junto a Don Ramón del Hoyo sus 25 años de episcopado

Diócesis de Jaénhttp://diocesisdejaen.es/
La diócesis de Jaén es una iglesia particular española sufragánea de la archidiócesis de Granada. Sus sedes son la Catedral de la Asunción de Jaén y Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza.

La Catedral de Jaén acogía esta mañana la Misa de acción de gracias por XXV aniversario de episcopado del Obispo emérito de Jaén, Don Ramón del Hoyo López. Presidida por Monseñor del Hoyo López y concelebrada por el Obispo diocesano, Don Amadeo Rodríguez Magro, el emérito ha contado con la presencia de cerca de un centenar de presbíteros llegados desde todos los rincones de la geografía diocesana que han querido compartir con Don Ramón esta gozosa efeméride.

Asimismo, han querido participar los diáconos permanentes, miembros de la curia, religiosos y consagrados, miembros de los Consejos del episcopado de Don Ramón, así como multitud de fieles que se han acercado hasta la Catedral para acompañar al Obispo emérito en tan entrañable celebración.

Antes de las lecturas, el Obispo Don Amadeo ha dirigido unas afectuosas palabras a su predecesor al frente del episcopado del Santo Reino. Monseñor Rodríguez Magro ha afirmado que, “por lo que he ido recogiendo en estos años de sucesión ministerial, tú has plasmado esa imagen, tan justa y certera teológicamente, en el ministerio episcopal. Si hoy se expresara cada uno de los que están aquí, estoy seguro de que todos coincidirían conmigo. Te puedo decir, con la total neutralidad de quien recogió el eco de tu ministerio episcopal, que lo que le acabo de decir refleja la imagen que todos tienen de ti”. Para finalizar su intervención, Don Amadeo ha querido recordar a Don Ramón que, “en nuestros vínculos humanos y espirituales, el amor y la gratitud siempre proceden del corazón de Dios, como un don para una vida en comunión, como es la vida de la Iglesia. Lo que nosotros hoy sentimos por ti, te lo ofrecemos para que, si te parece bien, lo hagas ofrenda en este altar por esta tu Iglesia diocesana de Jaén”. Ambos prelados se han fundido en un caluroso abrazo.

El Evangelio ha sido proclamado por el diácono permanente, D. Jesús Beltrán y las lecturas por el Hermano Mayor de la Buena Muerte, Manuel Rico y otro miembro de la citada cofradía sacramental.

Homilía

Un emocionado Don Ramón del Hoyo ha querido comenzar su homilía trasladando la gratitud y alegría que sentía por el calor de la Iglesia de Jaén: “Se pueden imaginar la ilusión y alegría que siento en estos momentos al poder celebrar y presidir esta Santa Misa aquí, en la Catedral de Jaén para conmemorar el XXV aniversario de mi ordenación episcopal. Aquí pase, en esta querida Iglesia del Santo Reino, más de 10 años de este recorrido episcopal y quiero comenzar mis palabras agradeciendo a nuestro querido Obispo, don Amadeo, la deferencia que ha tenido en invitarme para este acto. En este sentido, Monseñor del Hoyo ha continuado, “me dan ocasión para presentar ante el Señor mi acción de gracias y pedir mis bendiciones, no solo para los aquí reunidos sino también en favor de tantas personas sobre todo los sacerdotes y religiosos que me ayudaron y acompañaron durante aquellos años y que junto al Señor fueron la fuerza de mi ministerio”.

Los recuerdos de compañeros en el episcopado, así como colaboradores también los ha querido tener Don Ramón presentes en su predicación, “Inevitablemente acuden también a mi memoria nombres de personas a quienes ya llamó el señor a su presencia particularmente a nuestro obispo precedente Don Santiago García Aracil. Que todos descansen en paz ante el Señor. También otros que están enfermos e impedidos y no han podido estar hoy aquí, como Don Antonio Ceballos”.

En este sentido, el Obispo emérito ha querido expresar sus disculpas por sus limitaciones, “También he de pedir, ante el Señor, perdón por mis muchas limitaciones y pecados, rogando su misericordia. A nadie quise ofender y a todos quise amar, pero es propio de nuestra condición humana, como bien lo sabemos”.

Para finalizar ha hablado del poder y la necesidad de la oración como fuente de vida cristiana, a la vez que ha animado a no caer nunca en el pesimismo: “Queridos amigos no permitan que nos domine nunca el conformismo y menos el pesimismo. Creamos de verdad en la fuerza y poder de la palabra de Dios. Desde los comienzos del cristianismo esa palabra sigue creciendo y multiplicándose, sobre todo porque su fuerza depende de nuestra acción y medidas, como de Dios, que esconde su poder bajo el mismo signo de la debilidad y se revela en el árbol de la cruz. Pensemos, también, que hay en todas partes terreno bueno que la acoge y produce frutos. Son los nuevos evangelizadores que se suceden por generaciones y que toman parte de este campo con renovada ilusión y que además de transformar su propia vida dándole sentido transforman también a los demás en discípulos de Jesucristo”.

Sus últimas palabras han estado dirigidas a la Madre de Dios en su advocación de Nuestra Señora de la Cabeza, patrona de la Diócesis, a quien tanta devoción profesó durante sus años como Obispo diocesano. No en vano, la mitra que lucía Don Ramón la donó al concluir su ministerio al Museo de la Basílica Santuario de la Virgen de la Cabeza y los trinitarios han querido que hoy la portara para esta celebración tan entrañable. Don Ramón ha aprovechado la celebración para anunciar su deseo de que cuando Dios lo llame sea enterrado en la Catedral de Jaén, por su vinculación y cercanía con la Iglesia del Santo Reino.

Al finalizar la Eucaristía, después de impartir la bendición con el Santo Rostro, el casi centenar de sacerdotes diocesanos que han concelebrado esperaban, con un efusivo aplauso, la llegada de Don Ramón a la Sacristía, donde ha tenido oportunidad de saludarlos y conversar con ellos.

Fue el 26 de junio de 1996 cuando el entonces Papa Juan Pablo II nombraba al sacerdote burgalés, Don Ramón del Hoyo López Obispo de Cuenca y unos meses después, el 15 de septiembre, recibió la consagración episcopal.  El 19 de mayo de 2005 se hacía público su nombramiento como Obispo de Jaén, Diócesis que pastoreó los últimos 11 años de su ministerio.

Galería fotográfica: «Aniversario episcopal del Obispo emérito, Don Ramón del Hoyo»

 

 

 

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Úbeda celebra la 44º Semana San Juanista

El pasado sábado, 16 de octubre, se inauguraba en el Auditorio...

Carta Pastoral Jornada Mundial de las Misiones 2021

Testigos de lo que hemos visto y oído Queridos hermanos y hermanas: El...

Enlaces de interés