La conversión pastoral y la juventud, ejes fundamentales del Plan Pastoral para este nuevo curso

Diócesis de Jaénhttp://diocesisdejaen.es/
La diócesis de Jaén es una iglesia particular española sufragánea de la archidiócesis de Granada. Sus sedes son la Catedral de la Asunción de Jaén y Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza.

La Casa de la Iglesia de Jaén fue el primero de los cinco lugares donde, a lo largo de estas semanas, se va a presentar el plan de trabajo para este curso pastoral, que lleva como lema una frase inspirada en el libro de Isaías: «Algo nuevo está brotando, ¿no lo notáis? (Is 43,18)».  

Dos ejes fundamentales marcarán las líneas de trabajo de los próximos meses. Por un lado, la conversión pastoral y, por otro, el año de la Juventud, enmarcado entre la Peregrinación Europea de Jóvenes a Santiago de Compostela (PEJ), el pasado verano, y la Jornada Mundial de la Juventud de Lisboa, que tendrá lugar el próximo mes de agosto.

Por la mañana, durante la reunión de la Vicaría Territorial, fueron los sacerdotes de los Arciprestazgos de Jaén y Mágina los primeros en conocer las directrices para iniciar el trabajo encaminado a trazar el Plan Pastoral, que nos guiará durante los próximos 4 o 5 años. Además, durante la jornada, pudieron conocer el proyecto de la Delegación del Clero y el Protocolo de prevención y acción frente al abuso y al maltrato físico y psicológico a menores y personas vulnerables.

Durante su intervención, el Obispo quiso señalar varias cuestiones significativas para este curso pastoral. En primer lugar, quiso anunciar que iniciará su visita pastoral el próximo mes de febrero, en el Arciprestazgo de Alcalá la Real, “un verdadero acontecimiento de gracia”. Del mismo modo, anunció, que tras el nombramiento de los nuevos Arciprestes, también, se llevarán a cabo las visitas Arciprestales, así como la renovación de los Estatutos.

Posteriormente, el Prelado animó a los presbíteros a participar en las dos tandas de ejercicios espirituales que se ofrecen desde la Diócesis, ya que son “cinco días para fomentar, fortalecer y arraigar la fraternidad entre nosotros”.

Don Sebastián, además de resaltar la figura del diácono permanente y subrayar esta vocación, hizo hincapié en la necesidad de alentar, acompañar, proponer la vocación y ayudar a discernir a los jóvenes, que son el futuro de nuestra Iglesia. En este sentido, también, tuvo unas palabras para el Seminario y sus seminaristas, que cuentan con dos nuevas incorporaciones. Igualmente, mostró su preocupación por los sacerdotes mayores que viven en la residencia sacerdotal y por el proyecto a desarrollar en el atardecer de sus vidas.

Finalmente, Monseñor Chico Martínez, quiso felicitar al Instituto Teológico San Eufrasio, que ya está totalmente constituido y recordar que, el pasado 12 de septiembre, se inauguraba la librería diocesana de Jaén, situada en la plaza de Santa María 7. Así, el servicio de publicaciones del Obispado de Jaén se abre, además, a la sociedad jiennense, ya que mantiene sus servicios anteriores, pero ahora ofrece, también, un servicio de copistería, reprografía, reproducción de planos y papelería.

Presentación del Plan Pastoral a los fieles
Por la tarde fue el turno de laicos, diáconos y religiosos, muchos de ellos acompañados por sus párrocos. Tras la oración inicial, y la oración de desagravio, después de la profanación y el robo cometidos, el pasado lunes, en la parroquia de Ntra. Sra. del Carmen de la localidad de Monte Lope Álvarez, tomaba la palabra nuestro Obispo, Don Sebastián Chico Martínez.

En primer lugar, el Obispo quiso mostrar su alegría y reconocer que es una bendición unirse a este caminar de la Diócesis de Jaén, en el inicio de una nueva aventura. “Ese algo nuevo siempre lo sentimos cuando estamos cerca del Señor. Tenemos un curso apasionante por delante y así lo tenemos que vivir, con ganas de trasmitirlo, porque somos una Iglesia muy viva. Vamos a continuar un proceso que ya iniciamos, aunque desde la novedad que siempre nos da Cristo, desde nuestras parroquias y realidades eclesiales”.

Asimismo, haciendo alusión a la conversión pastoral afirmó que es “algo fundamental en la nueva etapa evangelizadora”. Y señaló que el encuentro de laicos y el trabajo sinodal fueron los detonantes que nos han llevado a pensar que hay cosas que debemos de cambiar. “Precisamente, las conclusiones del Sínodo confirmaba que había realidades que había q cambiar. Si algo hay inquietantes es que haya tantos hermanos que vivan sin Jesucristo”.

El Pastor diocesano señaló que vamos a comenzar un proceso “que nos va a llevar a algo nuevo. Y tendremos que ver los pasos que hay que dar para esa conversión pastoral, que comienza por la conversión personal, la conversión de uno mismo”. Finalmente, el Obispo recordó que este año, también, va a estar dedicado, especialmente, a la juventud y apuntó que “en el ámbito de la Pastoral juvenil nuestros jóvenes van a estar ahí, pero tenemos que servirles eficazmente, porque son el futuro de nuestra iglesia”.

Posteriormente, el Vicario General y Vicario de Evangelización, Don Juan Ignacio Damas, fue el encargado de la presentación de las líneas de trabajo y cómo llevarlas a cabo.

En primer lugar, explicó que la Diócesis de Jaén se encuentra cuenta con un marco ideal para asumir ese camino que ha tomado la Iglesia universal, que es el de iniciar la conversión pastoral y que, también, será un año en el que los jóvenes tendrán un protagonismo especial. “Nuestra iglesia de Jaén ha aprendido un estilo de hacer y ser Iglesia. La fase diocesana ha supuesto un hito y un crecimiento y, además, tenemos un Obispo nuevo y joven, con muchas ganas de trabajar. Dios ha puesto en nuestra Iglesia lo que en este momento necesitamos”. “Es un plan pastoral especial, es un año para pensar qué Iglesia somos, qué Iglesia quiere Dios y qué Iglesia necesita nuestro pueblo”.

Asimismo, D. Juan Ignacio explicó en qué consiste la conversión pastoral y para ello hizo referencia a Evangelii Gaudium y otros documentos posteriores. En este sentido, afirmó que la conversión pastoral es “pasar de una parroquia de servicios a una parroquia de procesos; de una parroquia de mantenimiento a una parroquia de regeneración; de una parroquia autorreferencial a una parroquia en salida; y de una parroquia de «espacios» a una parroquia de «tiempos»”.

El Vicario de Evangelización subrayó, además, que los materiales estarán colgados en la web www.evangelizacionjaen.es y, también, llegarán diversas informaciones a través de Whatsapp.

Por último, manifestó que, para trabajar las bases de lo que será el próximo Plan Pastoral, se van a celebrar seis encuentros diferentes, de octubre a marzo. Se desarrollarán a todos los niveles: parroquial, arciprestal y diocesano. El primero servirá para mirar y asentar las bases. El segundo, para definir la misión. El tercero, para identificar la misión. El cuarto, para dibujar los valores. El quinto, para fijar las estrategias. Y, finalmente, el sexto, para comunicar y celebrar.

La sesión culminaba con una oración por el eterno descanso de Monseñor Antonio Ceballos Atienza, Obispo emérito de Cádiz-Ceuta, que acababa de fallecer en la Residencia de las Hermanitas de los Pobres de Jaén, donde residía desde que fue declarado emérito en octubre de 2011.

Galería fotográfica: «Presentación del Plan Pastoral en la Casa de la Iglesia de Jaén»

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Enlaces de interés