Jaén se compromete con tres proyectos de Manos Unidas con un importe superior a los 241.000 euros

Diócesis de Jaénhttp://diocesisdejaen.es/
La diócesis de Jaén es una iglesia particular española sufragánea de la archidiócesis de Granada. Sus sedes son la Catedral de la Asunción de Jaén y Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza.

Se ha presentado, de manera online, la campaña 62 de Manos Unidas, y lo ha hecho bajo el lema: «Contagia solidaridad para acaba con el hambre». «Esta campaña nace con la intención de contagiar solidaridad,  ilusión y futuro, ante una sociedad triste y apagada debido a la pandemia que estamos viviendo», así lo explicó la directoral de Manos Unidas en la Diócesis, Lola González. También contó que a lo largo del trienio que la ONG de la Iglesia está concluyendo, el correspondiente a 2019-21, Manos Unidas » ha dedicado todos sus  esfuerzos a reafirmar la importancia de los derechos humanos, incluyendo  aquel que más nos define, que es el derecho a  la alimentación».

Este año la campaña gira en torno a la Construcción del Bien Común: «nos toca a nosotros ser conscientes de nuestra corresponsabilidad en este Bien Común, que lo entendemos como el esfuerzo solidario y colectivo por construir un mundo digno que nos permita a todos disfrutar de nuestros derechos».

Durante la presentación se dieron a conocer los proyectos que se han asignado para este 2021 a la Diócesis y que se desarrollarán en tres países: Camboya, India y El Salvador.

En El Salvador, el programa tiene como fin el fortalecimiento organizativo y productivo de comités ganaderos y agrícolas. La propuesta fortalecerá, entre otros, a un grupo de jóvenes que han tenido que dejar sus estudios y desean dedicarse a la agricultura y ganadería, para lo cual solicitan formación técnica y medios de producción. Esto les dará oportunidad de empleo e ingresos.

Su importe es 84.106 €. La aportación de Manos Unidas supone el 66%, que irá destinado a equipos y suministros, material de construcción, formación y asistencia técnica, personal y auditoría. El socio local, personal y funcionamiento (7%) y los beneficiarios, mano de obra, suministros y aporte efectivo (26%), y las alcaldías, transporte de materiales y personas y uso de instalaciones (1%).

Beneficiarios: directos: 194 personas (agricultores, ganaderos, mujeres y jóvenes). Indirectos: 970 (familias de niveles económicos bajos que se dedican en pequeña escala a la agricultura y ganadería).

En Camboya se potenciará, con este proyecto, el desarrollo comunitario, resilencia y gestión comunitaria de recursos forestales. Comprende actividades de capacitación relacionadas directamente con la comercialización de excedentes agrícolas (arroz, casava y hortalizas), la protección y explotación sostenible de los bosques comunales y la comercialización de productos forestales no madereros (resinas, palillos de mesa, miel), capacitación y formación de los beneficiarios para la prevención y reducción de los riesgos de desastres naturales y adaptación al cambio climático, el fortalecimiento de las tres cooperativas agrícolas existentes en el distrito de Chhaeb -y que se han constituido gracias al apoyo de Manos Unidas en fases anteriores a las que este proyecto da continuidad-, la prevención de la violencia de género y promoción de la mujer y asesoramiento y apoyo legal para defender los derechos de los campesinos frente a la grave vulneración de estos derechos que supone el acaparamiento de tierras.

Su importe es 93.932 €. Manos Unidas aporta un 68,10%, destinado a equipamiento, personal, desplazamientos, funcionamiento y auditoría.

Beneficiarios: directos: 7.623 personas (cabezas de familia más pobres, las mujeres

solas cabeza de familia, los grupos de agricultores, indígenas y discapacitados que están

involucrados en el cuidado de los bosques y actividades de protección de las tierras).

Indirectos: 12.318.

Por último, el programa dirigido a India es un proyecto de salud materno infantil se centrarán en mujeres gestantes y lactantes y niños hasta los 10 años. El proyecto abarca 25 aldeas, de ellas 20 son las mismas en las que se llevó a cabo el proyecto anterior en colaboración con Manos Unidas.

Su importe es 63.157 €. La aportación de Manos Unidas supone el 85%. El socio

local cubre parte de los sueldos principales y la compra y distribución de plantones y

semillas.

Beneficiarios: directos: 3.265 personas. Indirectos: 19.150.

La presentación contó con las intervenciones de misioneros que otros años han participado en nuestra Diócesis en el arranque en la campaña de Manos Unidas. En concreto, con el misionero mercedario, Tomás García que desarrolla su labor en Santo Domingo, y la misionera Justina Banda, Misionera Hija del Calvario que trabaja por los más pobres en Zimbabwe. Hasta estos dos países ha llegado la generosidad de los jiennenses a través de los proyectos promovidos por Manos Unidas el pasado año, y fueron los dos misioneros los encargados de explicarlo.

Cenas del hambre

Este año, y debido a las restricciones impuestas a causa de la pandemia, no se celebrarán de manera física las Cenas contra el Hambre, pero sí se llevarán a cabo en las parroquias distintas iniciativas para poder conseguir el dinero con el que se ha comprometido Manos Unidas Jaén en estos tres países.

Cuentas de Manos Unidas

Para hacer donativos, Manos Unidas pone a disposición de todas las personas que quieran colaborar con estos proyectos dos cuentas en las que hacer los ingresos.

CAJASUR.-                         ES05-0237-0418-70-9150431366

CAJA RURAL.-                   ES95-3067-0100-25-1147554529

Compartir:

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

San Miguel abre el camino de la vuelta al culto público en Torredelcampo

Durante el pasado septiembre se celebraron los actos y cultos en...

Homilía del Obispo en la Misa de Canal Sur desde Baeza

Queridos hermanos y hermanas: Estamos reunidos en el templo parroquial de San...

Acción Católica General Jaén celebra su primera Asamblea Diocesana

En vísperas de que el Papa Francisco proclamara la apertura del...

Enlaces de interés