Don Amadeo imparte el Sacramento de la Confirmación a 60 fieles en la parroquia de Santa María de Torredonjimeno

Diócesis de Jaénhttp://diocesisdejaen.es/
La diócesis de Jaén es una iglesia particular española sufragánea de la archidiócesis de Granada. Sus sedes son la Catedral de la Asunción de Jaén y Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza.

El pasado domingo, 19 de mayo, 60 fieles (52 de la parroquia de Santa María de Torredonjimeno, siete de la parroquia de San Pedro y uno de la parroquia de San Juan de Dios de Martos) recibían el Sacramento de la Confirmación de manos del Obispo de la Diócesis, Don Amadeo Rodríguez Magro.
La Eucaristía, que comenzaba a las 19.30 horas, en la parroquia de Santa María de Torredonjimeno, estuvo presidida por el Obispo y concelebrada por el párroco D. Enrique Cabezudo Melero; el párroco de San Pedro, D. Andrés López Ángeles; el adscrito a las dos parroquias, D. Cosme Sánchez López; y el Secretario particular del Obispo, D. Juan Pedro Moya Haro.
Durante su homilía Don Amadeo se dirigió a los confirmandos para recordarles que “la fe es la única razón por la que estáis hoy aquí. Es una acción maravillosa de Dios, un regalo y un don de Dios”. Y continuó explicando que la fe siempre tiene que ser “un encuentro con el Dios que viene a nosotros y nos regala su presencia y su amor. Es un encuentro con Jesús que cambia y transforma nuestra vida”
Monseñor Rodríguez Magro apuntó, además, que “el que mueve todos los hilos, el que los movió al principio de la historia y el que los sigue moviendo, el que hace posible que haya cristianos en todas la generaciones, el que hace posible que Torredonjimeno sea un pueblo tan cristiano, tan apostólico y misionero, es el Espíritu Santo”.
“Vais a recibir el Espíritu del Señor, el Espíritu Santo –insistió el Obispo- que es el que transforma nuestra vida para que vivamos al estilo de Jesucristo y es el que nos hace discípulos de Jesucristo. Pero lo que recibimos de Dios como un regalo, tenemos que ponerlo siempre a disposición de los demás. Por eso el Papa Francisco ha querido unir inseparablemente nuestra condición de discípulos de Jesús y nuestra condición de misioneros”. Y, haciendo alusión a la Misión diocesana, aseguró que “me impresiono cuando voy de parroquia en parroquia, de comunidad a comunidad, y veo como ha prendido el ser una Iglesia en Misión”.
El Prelado culminaba haciendo hincapié en las características de un buen cristiano. “Los cristianos tenemos que dar lo que somos y lo que tenemos, pero, sobre todo, tenemos que ser testigos de Jesucristo y ser misioneros. Pues, adelante, abrid el corazón, recibid el Espíritu Santo en este Sacramento que os va a convertir en testigos de Jesucristo, nuestro Señor”.
A continuación, los confirmandos, 9 adultos y 51 adolescentes, renovaron sus compromisos bautismales y, acompañados de sus padrinos, recibieron el Sacramento de la Confirmación.
La Eucaristía finalizaba con la felicitación del Obispo a la comunidad parroquial y una foto de familia.

Contenido relacionado

Comenzamos un nuevo Adviento en la Asunción de Villacarrillo

El pasado sábado, 26 de noviembre, en la Misa vespertina...

Más de 280 inscritos en el encuentro Gaudium

Ya hay más de 280 inscritos, de todas las parroquias...

El Obispo de Jaén recibe la pintura del escudo de la Diócesis

El pasado 29 de junio, Monseñor Chico Martínez rubricaba el...

Enlaces de interés