Convivencia de Cursillos de Cristiandad para finalizar el curso

Diócesis de Jaénhttp://diocesisdejaen.es/
La diócesis de Jaén es una iglesia particular española sufragánea de la archidiócesis de Granada. Sus sedes son la Catedral de la Asunción de Jaén y Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza.

La Casa de Espiritualidad San Juan de Ávila de la Yedra, fue el lugar de encuentro para los miembros de Cursillos de Cristiandad en Jaén para celebrar una Eucaristía de Acción de Gracias por el curso que termina. Así, impregnados de todos los testimonios de vida que allí se comparten, queríamos valorar lo que ha significado este curso para nosotros y plantear el trabajo y la formación para el siguiente.

Al inicio de curso decíamos que debíamos cimentarnos en la sencillez, la humildad y la fe en el Señor que hace que descansemos en Él y nos fortalezcamos día a día. Gracias a esto, podemos decir que este curso que acaba nos ha servido para darnos cuenta, una vez más, que sin el Señor nada somos. Que sus tiempos no son los nuestros y aun así ahora pensamos lo necesario que ha sido tener este tiempo de oración y formación y disfrutar el gran regalo que ha sido para nosotros el poder celebrar el cursillo 325 como final de curso.

Oración, formación y acción, el trípode que nos sostiene, que nos hace sabedores de nuestra pequeñez pero que, a la misma vez, nos alienta a ser iglesia en salida, misionera, dispuesta a caminar junto a nuestro Obispo y comunidades parroquiales, sabiendo que no hay un yo, sino un nosotros.

Felicitábamos a D. Carlos, nuestro Viceconsiliario, por su nombramiento como Delegado de Misión y dábamos gracias a Dios por él, porque, junto a nuestro Consiliario D. Sebastián nos hacen ver la belleza de la misión, de estar dispuestos a decir lo que nuestro corazón siente y que a veces no somos capaces de ponerle palabras “No podemos callar lo que hemos visto y escuchado” decían los apóstoles, nosotros tampoco podemos callar.

Con este sentimiento de alegría, de paz y de confianza en Dios dábamos gracias por lo vivido, por lo sentido en este curso y ojalá podamos decir como Santa Ángela: “No ser, no querer ser, pisotear el yo” y así ser todos uno en el Señor.

A María, nuestra Madre, encomendamos el nuevo curso, a Ella pedimos su intercesión para que nos guíe por el camino de la fe, la esperanza y el amor.

Cursillos de Cristiandad Jaén

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Fiesta de Santiago Apóstol, patrón de España. Decreto del Obispo

Don Amadeo Rodríguez Magro, Obispo de Jaén, ha hecho público el...

La parroquia de Santa María de Andújar cumple 796 años

Ayer, 18 de julio, se celebraba Santa Marina. Además, Santa María...

La HOAC celebra sus cursos de verano 2021

Con el título “Trabajo decente y amistad social en la era...

Enlaces de interés