Celebración en Linares de las promesas definitivas de tres jóvenes Servidoras del Evangelio

Diócesis de Jaénhttp://diocesisdejaen.es/
La diócesis de Jaén es una iglesia particular española sufragánea de la archidiócesis de Granada. Sus sedes son la Catedral de la Asunción de Jaén y Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza.

La Parroquia de Santa María la Mayor de Linares ha acogido la ceremonia de las promesas definitivas de tres jóvenes Misioneras-Servidoras del Evangelio: Marita Lorite, Toñi Martínez y María Negrillo. La Eucaristía estuvo presidida por el Sr. Obispo, D. Ramón del Hoyo López y concelebrada por varios sacerdotes.

Como un cariñoso detalle, antes del comienzo de la Santa Misa, el Sr. Obispo recibía una pequeña sorpresa, con motivo del aniversario de su ordenación episcopal: la proyección de un vídeo que recoge su labor desde la llegada del prelado a la diócesis de Jaén. Ya durante la celebración, en su homilía, el Sr. Obispo agradeció a las jóvenes su entrega que supone un don para la Iglesia y para la sociedad actual. «Hoy quieren dar un paso decisivo en sus vidas con su entrega plena al Señor y a su Iglesia. Su enamoramiento progresivo de la persona de Jesucristo y su amor a los jóvenes para comunicarles el Evangelio quieren hacerlo hoy público ante esta comunidad de cristianos. Enhorabuena y gracias de corazón, porque la Iglesia es más rica. Se enriquece con vuestra entrega».

Igualmente, quiso animarlas a vivir como verdaderas enamoradas de Cristo y fieles a su carisma. «Sabemos que vuestro deseo más grande en estos momentos es ser de Cristo para siempre, como verdaderas esposas suyas, y ser presencia de Jesús, de su amor y misericordia durante toda la vida estéis donde estéis. Sabéis que sólo con la ayudad de Dios podréis cumplir este deseo. Sabéis que Él os ama de una forma muy personal y que no os va a dejar».

A lo largo de la Eucaristía se procedió al llamamiento de las Misioneras en el rito de las promesas, con la invocación del Espíritu Santo, el lavatorio de los pies, la letanía de los Santos, la oración de consagración, la acogida de los hermanos responsables y de la Comunidad Servidora, así como la firma de las tres jóvenes como signo de su compromiso definitivo.

Finalmente, Marita, Toñi y María quisieron agradecer tanto a sus familiares y amigos, como a la Comunidad Servidora, a sus formadores, a los sacerdotes y todas las personas que se han cruzado en el camino de sus vidas, por haberles ayudado en el crecimiento de su fe. Asimismo, quisieron pedirles su oración «para que nuestra fe y nuestra vocación sigan creciendo día a día».

Contenido relacionado

La comunidad de Santa Isabel peregrina a Medjugorge

En el mes de octubre del año pasado llego a Jaen...

La noche de la Aparición recupera el esplendor previo a la pandemia

Tres años después, la noche de la Aparición ha recuperado la...

Enlaces de interés