La Nueva Evangelización: de Aparecida a la «Evangelii gaudium»

El próximo viernes, 31 de enero, a partir de las 12.00 h., el Seminario Diocesano acoge esta charla-coloquio ofrecida por Mons. Jorge Eduardo Lozano, obispo de Gualeguaychú y miembro de la Comisión Episcopal de Pastoral Social de Argentina, y que fuera durante cinco años obispo auxiliar del entonces Cardenal Jorge M. Bergoglio, hoy papa Francisco.

«Renovarse es vivir.» Para eso tenemos un modelo, una guía. El Evangelio nos muestra el camino de la plenitud de la vida cristiana. Pero a veces nos vamos dejando estar y corremos el riesgo de «ir a menos» y achancharnos. Es la opinión de este joven, a la par que experimentado, obispo vertida en el diario argentino Crónica el 4 de marzo de 2012, es decir, más de un año antes de ser elegido como sucesor de Benedicto XVI aquel de cuyas manos había recibido la ordenación episcopal , el Cardenal Bergoglio.

Y es curioso ver como ya desde el título de dicho artículo, «Iglesia, familia convertida y misionera», el obispo Lozano enlaza la necesidad de una conversión de la Iglesia que la revitalice y la conduzca a una verdadera experiencia de familia con la dimensión misionera y de «Iglesia en salida», como invita el papa Francisco en la recientemente publicada exhortación apostólica «Evangelii gaudium».

Continúa diciendo nuestro ponente: «La misión nos libera del intimismo egoísta para abrirnos a los demás y compartir la alegría de la fe». Recurre, entonces, a la cita evangélica en la que Jesús dice de sus seguidores ser la sal de la tierra; pero, si ésta se vuelve sosa, ¿con qué se salará? Así queda, inservible, tirada a la calle para que sea pisoteada por la gente (Mt. 5, 13-16). Recuerda el obispo que la naturaleza propia de la Iglesia, su identidad profunda, es ser evangelizadora. Por eso, toma la cita, sin duda profética, del documento de Aparecida que dice: «La Iglesia necesita una fuerte conmoción que le impida instalarse en la comodidad, el estancamiento y en la tibieza, al margen del sufrimiento de los pobres del Continente. Necesitamos que cada comunidad cristiana se convierta en un poderoso centro de irradiación de la vida en Cristo». (DA 362)

No cabe duda que esa profunda conmoción ha llegado con el nuevo Papa. La cuestión es si este principio renovador ha llegado a nuestro corazón y a nuestra Iglesia de Huelva, como el mismo documento de Aparecida decía más adelante: «Esta firme decisión misionera debe impregnar todas las estructuras eclesiales y todos los planes pastorales de diócesis, parroquias, comunidades religiosas, movimientos y de cualquier institución de la Iglesia». (DA 365)

En el año en el que cerramos el Plan Diocesano de Evangelización 2010-2014, esperamos de esta charla-coloquio una fuente de inspiración para, no sólo recoger lo sembrado en estos últimos cuatro años, sino también saber proyectar las líneas de acción del futuro inmediato de nuestra Iglesia.

Artículo completo

Breve biografía de Jorge Eduardo Lozano

Contenido relacionado

Piedras Albas, patrona del Almendro y Villanueva de los Castillejos

La Santa Sede ha confirmado el título canónico de patrona sobre...

Un año de la elección de D. Santiago como Obispo de Huelva

Era mediodía del 15 de junio de 2020. El hasta entonces...

Enlaces de interés