El Cabildo Catedral, al servicio de la liturgia y la oración de la Iglesia

Con los nuevos nombramientos, publicados el pasado 29 de julio, festividad de los santos apóstoles Pedro y Pablo, el obispo de Huelva, Mons. Santiago Gómez Sierra, nombraba ocho nuevos canónigos para el Cabildo Catedral, lo que supone una importante renovación de esta institución que cuenta con 27 miembros, 14 de ellos ya eméritos, al tener cumplidos los 75 años y según los propios estatutos que, precisamente, se encuentran actualmente en proceso de revisión.

Es esta una buena ocasión para conocer el sentido de este “colegio de sacerdotes, al que corresponde celebrar las funciones litúrgicas más solemnes en la Iglesia Catedral», según describe el Código de Derecho Canónico, y al que «compete, además, cumplir aquellos oficios que el derecho o el Obispo diocesano le encomienden” (CIC, c. 503).

El Cabildo Catedral de Huelva fue erigido por la bula Cum sit proprium Ecclesiae de Pío XII, fechada el 4 de junio de 1954 por petición del primer obispo diocesano, Mons. Pedro Cantero Cuadrado, y tal y como la propia bula describe: «…como el venerable Hermano Pedro Cantero Cuadrado, Obispo de Huelva, encarecidamente pidió de esta Sede Apostólica que su su Diócesis fundase el Colegio de Canónigos, Nos, con gran esperanza, a saber, para decoro de la Iglesia de Huelva y para utilidad del Obispo, con muy gustoso ánimo hacia las preces presentadas, concedemos que vaya a existir». De este modo, comenzaba su andadura esta importante institución diocesana en cuya corta historia ha vivido la reforma posterior al Concilio Vaticano II en la que ha perdido antiguas atribuciones, como la función de «senado del Obispo» que concedía el Código de 1917 y que, tras la mencionada reforma, asume el Consejo del Presbiterio.

Desde su creación, el obispo Cantero Cuadrado, a través de la publicación de sucesivos edictos, decretó la provisión de las distintas canonjías u oficios de los canónigos, como las de arcipreste, arcediano, maestrescuela, doctoral, maestro de capilla y organista, magistral, maestro de ceremonias, sochantre, salmista, etc. De este modo, el Cabildo comenzó a funcionar en diciembre de 1955 y sus primeros estatutos fueron aprobados por el Obispo el 21 de noviembre de 1956, mientras que en fechas sucesivas Mons. Cantero Cuadrado continuó proveyendo a éste de nuevos oficios como el lectoral o el penitenciario. Así, desde el primer deán –o presidente del cabildo, según la nueva nomemclatura–, D. Julio Guzmán López, nombrado el 25 de marzo de 1955, hasta el último presidente, D. José Arturo Domínguez Asensio, nombrado el 5 de noviembre de 2015, han sido seis los sacerdotes que han presidido este cabildo y numerosos los sacerdotes que han formado parte de él.

En la Catedral, los capitulares celebran, además de la llamada Misa Conventual o de Cabildo, alguna parte de la Liturgia de las Horas en el Coro, como la recientemente reincorporada oración de Laudes y Oficio de Lectura del Sábado Santo, una sobria y solemne liturgia que acompaña la comunidad del Seminario Diocesano y preside el Obispo.

De esta forma, la oración celebrada colegialmente simboliza la oración diocesana de los sacerdotes y diáconos que, aspirando a la santidad como dispensadores de los misterio de Dios en servicio del pueblo cristiano, desarrollan su vida espiritual personal nutriéndose en la doble mesa de la Sagrada Escritura y de la Eucaristía (Cfr. Concilio Vaticano II, Decreto Presbyterorum Ordinis, n.18 y Código de Derecho Canónico, c. 276).

Finalmente, en su breve historia cabe destacar dos curiosos momentos. En primer lugar, la petición del venerable Mons. José María García Lahiguera, segundo obispo de Huelva, al papa San Pablo VI sobre el tratamiento debido a los capitulares y la respuesta de la Secretaría de Estado del Vaticano respondiendo a ésta a finales de 1965 por la que, según la costumbre española, los canónigos debían ser nombrados bajo el tratamiento de «Excelentísimo Señor» –en la actualidad «Muy Ilustre Señor»–. Y, en segundo lugar, el breve promulgado también por San Pablo VI, y en respuesta de una petición realizada por Mons. García Lahiguera a la conclusión del Concilio, por el que concedía determinados privilegios al Cabildo, como el que los capitulares pudieran «vestir faja de seda violácea con flecos igualmente de seda y del mismo color sobre la sotana negra con botonadura roja; y en las funciones corrales sotana violácea con botonadura del mismo color», entre otros.

Próximamente, los nuevos capitulares tomarán posesión de sus canonjías y se procederá a la elección de los cargos de presidente, vicepresidente y secretario, que actualmente están asumiendo los canónigos eméritos D. José Arturo Domínguez Asensio, D. Daniel Valera Hidalgo y D. Manuel Jesús Carrasco Terriza, respectivamente. Aquí puede ver la lista de los miembros del Cabildo Catedral.

La entrada El Cabildo Catedral, al servicio de la liturgia y la oración de la Iglesia se publicó primero en Diócesis de Huelva.

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Fallece el sacerdote diocesano Eugenio Lobo Conde

En la tarde de hoy domingo, 7 de agosto, ha fallecido...

Domingo XX Tiempo Ordinario -C

«Vestigios nuevos en horas bajas» (Lc 12, 49-53) Las lecturas de vigésimo...

Enlaces de interés