“Si no sabemos amar, seremos los más desgraciados del mundo”: Mons. Orozco en la bendición de novios en la catedral

Diócesis de Guadixhttps://www.diocesisdeguadix.es/
La diócesis de Guadix es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, erigida en 1492 y, según la tradición, procedente de la diócesis de Acci, fundada por San Torcuato en el siglo I. Su sede es la catedral de Guadix.

“Si no sabemos amar, seremos los más desgraciados del mundo”: Mons. Orozco en la bendición de novios en la catedral

Tal y cómo se viene haciendo los últimos años, el pasado domingo 13 de febrero, víspera de San Valentín, y sirviendo de antesala a la Semana del Matrimonio que se celebra en nuestra diócesis del 14 al 20 de febrero, se procedía a la bendición de varias parejas de novios que han querido reforzar espiritualmente su amor mediante este acto, venidas de varios puntos de la diócesis. Incluso se incorporó a la celebración una pareja que se encontraba de visita en nuestra ciudad.

En su homilía, el Sr. obispo comenzó diciendo a los novios que “el amor, si es autentico, no es egoísta, el amor busca la verdad” y que “el amor es lo que fundamenta la verdad de lo que somos; si no sabemos amar, seremos los más desgraciados del mundo”. Les animó a aprender a amar, indicando que “el secreto no está en ser amado, sino en aprender a amar”.  Animaba a los novios a que encuentren la vocación al verdadero amor, a que se preparen para afrontar la mejor empresa que van a tener en sus vidas: “vuestro amor y la vida conyugal”. 

Continuaba su homilía manifestando que no todo vale en el amor, y que hay mucho miedo al compromiso “para toda la vida”. Entendemos el amor “cómo lo que siento, lo que me gusta y no cómo lo que he de entregar en oblación (ofrenda, sacrificio) para que el otro sea feliz”.

“La iglesia quiere deciros -comentó D. Francisco Jesús- que vuestro amor es fundamental para transformar el mundo, pero un amor que hay que aprender y que educar en medio de un mundo que vive en el egoísmo. Porque sabemos de la importancia de vuestra vocación y porque nos importa vuestra felicidad y la verdad de quienes sois, por eso hoy la iglesia os bendice en la víspera del día de San Valentín”. Y siguió: “La iglesia os quiere acompañar, hay muchos matrimonios en la diócesis que quieren deciros que es posible quererse para toda la vida, es posible si somos capaces de aprender y de vivir un amor cómo el que Cristo nos ha dado: la cruz es el verdadero amor, es oblación, es entrega, es que el otro tenga vida, aunque tengamos que sufrir para ello, es verdadero diálogo, verdadero perdón”

Tras la bendición se les hizo entrega de unas pulseras bendecidas con un bonito eslogan, las cuales se intercambiaron en señal de su amor verdadero y para siempre. 

Jesús Galera

Mª Inmaculada Triguero

Delegados de Familia y Vida

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Enlaces de interés