Quinario en honor del Santísimo Cristo de la Fe en la parroquia de Diezma

Diócesis de Guadixhttps://www.diocesisdeguadix.es/
La diócesis de Guadix es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, erigida en 1492 y, según la tradición, procedente de la diócesis de Acci, fundada por San Torcuato en el siglo I. Su sede es la catedral de Guadix.

Desde el lunes 11 al viernes 15 de Agosto, día de la Asunción de la Virgen María, la parroquia de La Anunciación de Diezma está celebrando el quinario en honor del Santísimo Cristo de la Fe.

Como novedad, este año en la parroquia ha decidido adelantar la hora del quinario y la Eucaristía de las diez de la noche a las ocho de la tarde, que parece una hora más apropiada y que no coincide con las demás actividades festivas que el Ayuntamiento ha preparado para todos los vecinos y visitantes.

En estos días de quinario se está celebrando la misa por la paz y por los cristianos perseguidos, coincidiendo así con lo que ha pedido el obispo D. Ginés, en su carta, a los sacerdotes diocesanos. La predicación de este año está centrada en la doctrina social de la Iglesia, con textos de la segunda parte de la constitución pastoral sobre la Iglesia en el mundo «Gaudium et Spes» del Concilio Vaticano II: la vida social, el progreso económico, el trabajo y las relaciones laborales, el bien común, el destino universal de los bienes de la Tierra, la comunidad política, la paz y la concordia.

Quiere ser un quinario donde se combinen la oración, la formación y la celebración, con un buen grupo de feligreses reunidos junto al coro parroquial, concluyendo cada tarde con el canto emocionado del himno al Cristo de la Fe.

Con las mejores galas

Faltan ya pocos días para la celebración de las fiestas del Santísimo Cristo de la Fe en Diezma. Por este motivo las dos imágenes principales de la Virgen que hay en la parroquia lucen sus mejores galas.

El sacerdote Antonio Manuel Travé Morales, párroco de Santiago de Baza, ha vestido a la Virgen del Rosario, patrona de Diezma, con su atuendo rojo de fiesta, que sustituye la indumentaria azul que lleva habitualmente. También ha vestido para la ocasión a la Virgen de la Soledad, siempre de negro, color propio de esta advocación.

Alfiler tras alfiler y puntilla sobre puntilla en un laberinto de hilos y encajes, la parroquia de Diezma le agradece todo el mimo y la delicadeza que ha puesto en esta nada fácil tarea que es la del vestidor.

Pablo Rodríguez Cantos,

Administrador parroquial de Diezma (Granada)

Contenido relacionado

Enlaces de interés