La Virgen de la Piedad ya es Patrona de la ciudad de Baza

Diócesis de Guadixhttps://www.diocesisdeguadix.es/
La diócesis de Guadix es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, erigida en 1492 y, según la tradición, procedente de la diócesis de Acci, fundada por San Torcuato en el siglo I. Su sede es la catedral de Guadix.

A las 11:00 horas del lunes 8 de septiembre comenzaba la solemne Eucaristía presidida por el Obispo de Guadix, Mons. Ginés García, y concelebrada por los sacerdotes del Arciprestazgo de Baza y otros venidos del resto de la Diócesis.

La Iglesia de la Piedad se ha quedado pequeña para albergar a todos los fieles que han querido participar en este Pontifical, donde se ha proclamado solemnemente a Ntra. Sra. la Virgen de la Piedad como Patrona de la ciudad de Baza, junto a Santa Bárbara.

Tras la procesión de entrada, el rector del Templo ha leído, en nombre del Señor Obispo, el documento en el que el Papa Francisco, a través de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, confirmaba la petición que le hizo el Obispo diocesano, para declarar el patronazgo de la Virgen de la Piedad, junto a Santa Bárbara, así como el documento en el que Obispo de Guadix decreta dicho patronazgo.

Seguidamente, el Obispo ha entregado el documento pontificio al Rector del Templo de la Virgen de la Piedad, para que sea colocado a la entrada del Camarín de la Virgen, y permanezca allí para siempre y a la vista de todos. También se lo ha entregado a la Hermana Mayor, Rocío Ruiz Gallego, para que sea archivado por la Hermandad.

Después, Mons. Ginés García Beltrán ha recitado la Oración con la que se ha proclamado Co-Patrona de la ciudad de Baza a la Santísima Virgen de la Piedad, tras la cual el Coro Alcazaba ha cantado el Aleluya de Haëndel al son del repique de campanas y un prolongado aplauso de los asistentes. Por su parte, el Sr. Obispo ha incensado la imagen de la Piedad.

Por último, tanto el Alcalde de Baza como la Hermana Mayor de la Hermandad de la Virgen de la Piedad han dirigido unas palabras de agradecimiento.

Pedro Fernández Pelñalver, Alcalde de Baza, ha destacado cómo la historia y las tradiciones de la ciudad de Baza están unidas a la Virgen de la Piedad desde hace 500 años. Y es que «Baza ha mantenido el culto centenario a la Piedad a lo largo de los siglos y los bastetanos han confiado en ella, como buena Madre que es, sus deseos y peticiones». También ha afirmado que, durante estos días, «la devoción a la Virgen de la Piedad es visible, pero que a lo largo del año es constante pues ella ocupa un lugar privilegiado en los hogares bastetanos».

Rocío Ruiz ha destacado esta fecha como memorable, recordando que, desde el mismo momento de su hallazgo, el pueblo de Baza tomó a la Virgen como protectora y pronto la considero como Patrona. La Hermana Mayor desea que esta fecha también sirva para revitalizar el culto a la Virgen de la Piedad y ha agradecido a todos lo que han participado en este proceso: al Obispo, por las gestiones oportunas; a las autoridades civiles y militares, por su presencia y por el apoyo que muestran siempre a la Hermandad; al consiliario y junta de gobierno, horquilleros y camareras, por su dedicación; y, por su puesto, a los cientos de devotos que acrecientan el cariño a la patrona de Baza.

Mons. Ginés García Beltrán en su homilía ha querido reflexionar acerca de la figura de una mujer nazarena, frágil en lo humano pero fuerte en la fe. Y es que en «la historia de la humanidad, María es un signo de la grandeza de Dios que enaltece a los humildes».

Proseguía en sus palabras destacando los dos personajes decisivos en la Historia de la Salvación para entender a Jesucristo, que personifica el cumplimento de Dios en la persona de Abraham y en la Virgen María.

El Obispo ha insistido en que la Iglesia no debe vivir en la añoranza y para ello ha hecho referencia a las palabras del Papa recogidas en su Exhortación Apostólica: «prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, antes que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrarse a las propias seguridades»

Para terminar, Mons. Ginés ha puesto en las manos de la Virgen todos los anhelos y peticiones del pueblo de Baza y ha pedido por los frutos que salgan de la futura visita pastoral al Arciprestazgo de Baza, que tendrá lugar en los próximos meses.

La Santa Misa ha continuado y, tras finalizar la celebración, el Obispo se ha dirigido a la nave central para destapar una placa conmemorativa que, después, será colocada en la entrada del Camarín de la Virgen para testimoniar a quienes la visiten que Ella es la Patrona de Baza desde el día 8 de septiembre de 2014.

Juan Carlos Valle

www.semanasantadebaza.com

Contenido relacionado

Enlaces de interés