Jornada de la Vida Contemplativa: “cerca de Dios y del dolor en el mundo”

Diócesis de Guadixhttps://www.diocesisdeguadix.es/
La diócesis de Guadix es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, erigida en 1492 y, según la tradición, procedente de la diócesis de Acci, fundada por San Torcuato en el siglo I. Su sede es la catedral de Guadix.

Jornada de la Vida Contemplativa: “cerca de Dios y del dolor en el mundo”

«La vida contemplativa, cerca de Dios y del dolor del mundo» es el lema de la Jornada Pro Orantibus, que la Iglesia celebra este domingo 30 de mayo, solemnidad de la Santísima Trinidad. Se trata de una jornada para tener muy presentes a las religiosas y religiosos que se dedican a rezar por los demás, por la Iglesia y por el mundo. Son los consagrados que gastan su vida en la oración desde la vida contemplativa.

En la diócesis de Guadix, la vida contemplativa ha experimentado importantes cambios en los últimos años, unos para bien y otros no. Entre 2018 y 2019, se fueron de nuestra diócesis dos congregaciones de vida contemplativa: clarisas y concepcionistas, que tuvieron que cerrar sus conventos por falta de vocaciones. Y el convento de las dominicas de Huéscar tuvo que cerrar también sus puertas por el mismo motivo. Pero las religiosas de este convento se desplazaron al que las dominicas tienen en Baza.
Por un tiempo, la diócesis accitana solo tuvo un convento de vida contemplativa, el de las Madres Dominicas de Baza, que vio incrementado el número de religiosas con la llegada de las hermanas de Huéscar. La ciudad de Guadix, sin embargo, se quedó sin conventos de religiosas contemplativas, después de más de 500 años contando con su presencia.
Pero no todo no iban a ser malas noticias. A finales de 2020 llegó una comunidad de religiosas, las Hijas de la Sagrada Familia, para fundar un convento de vida contemplativa en la diócesis de Guadix. Fundaron en Baza, en el antiguo convento de la Merced y allí llevan ya, rezando por todos, desde los primeros días del 2021. Es una comunidad grande, unas 10 religiosas, que, además, se caracterizan por mantener una oración constante de 24 horas ante el Señor en el Sacramento de la Eucaristía.
Los obispos de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada, organizadora de esta Jornada, recuerdan en el mensaje que “este es un año más, pero no un año cualquiera. Estamos atravesando una situación global que ha trastocado fuertemente nuestras vidas”. Por ello, subrayan la importancia de la vida contemplativa “que sufre cuando el mundo sufre porque su apartarse del mundo para buscar a Dios es una de las formas más bellas de acercarse a él a través de Él”.
Y el obispo de Guadix, D, Francisco Jesús Orozco, también ha escrito una carta pastoral en la que, además de recordar a las dos comunidades de vida contemplativa que hay en la diócesis accitana, subraya la importancia y la necesidad de estas comunidades que aportan el “bálsamo de la oración”. “En esta Jornada Pro Orantibus, dice Mons. Orozco, nosotros queremos recordar de manera agradecida a estas personas consagradas y contemplativas que sin conocernos piensan y rezan por cada uno de nosotros y por nuestras necesidades, como lo hacen también por la Iglesia y por el mundo. Hoy, ayudados con el lema de esta Jornada de la vida contemplativa, queremos tomar conciencia de que el dolor no se soluciona sólo con una vacuna o una medicación, pues hay sufrimientos que entristecen y hasta desgarran el alma, para los que la oración es el mejor y único antídoto y la óptima medicina, el mejor bálsamo y aceite que sana y consuela las heridas”.
Esta Jornada de la Vida Contemplativa es sin duda, una oportunidad para rezar por aquellos que rezan por nosotros.
Antonio Gómez

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Más de medio centenar de personas peregrinaron a Face Retama en la Misa presidida...

El obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco, presidió la primera...

Confirmaciones en la iglesia de la Piedad, de Baza

El domingo 20 de junio, por la tarde, el obispo accitano...

Enlaces de interés