Guadix celebró el Corpus con Seises y una procesión vespertina para evitar el calor

Diócesis de Guadixhttps://www.diocesisdeguadix.es/
La diócesis de Guadix es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, erigida en 1492 y, según la tradición, procedente de la diócesis de Acci, fundada por San Torcuato en el siglo I. Su sede es la catedral de Guadix.

Guadix celebró el Corpus con Seises y una procesión vespertina para evitar el calor

La Catedral de Guadix acogió, un año más, la celebración del Corpus Christi, presidida por el obispo diocesano, D. Francisco Jesús Orozco. Fue una celebración muy solemne, a la que asistieron el cabildo, los sacerdotes de la ciudad, las autoridades accitanas, encabezadas por el alcalde, y una comunidad grande de fieles. Destacaban los niños que han hecho la Primera Comunión este año que, vestidos de nuevo con sus trajes de fiesta, iban a salir también en la procesión. Y por supuesto, destacaban los seises, que iban a bailar al final de la celebración ante el Santísimo. La Eucaristía y la procesión han tenido lugar este año por la tarde, para evitar el calor.

En la homilía, el obispo habló a los niños de Primera Comunión que asistían a la celebración sobre el valor y la importancia de la Eucaristía. Y también habló de Cáritas, de la labor que hace y de cómo el lema escogido para este año –“Somos lo que damos. Damos amor”- expresa perfectamente lo que es Cáritas y lo que estamos llamados a ser y vivir todos. “Comulgar es tener la común- unión, la comunión con Jesucristo, y desde Él con nuestros hermanos heridos”, dijo el obispo aludiendo a la llamada a la solidaridad a la que nos invita Cáritas. Y terminó recordando todo loque celebramos en cada Eucaristía.
La Eucaristía como presencia de Cristo y la celebración del Día de la Caridad y, por tanto, de Cáritas fueron los dos grandes temas que centraron la celebración. Pero también se recordó que el día anterior, el sábado 18 de junio, en la Catedral de Sevilla, fue proclamada beata una religiosa dominica de Huéscar, mártir de la persecución española del Siglo XX: la beata Asunción de San José. Y se dio gracias por ello.
Al terminar la Eucaristía, después de la comunión, como suele ser tradicional, los seises danzaron ante el Santísimo. Después, se inició la procesión del Corpus por las calles de Guadix, con los niños de Primera Comunión, las hermandades de Guadix, Cáritas, autoridades, seises, sacerdotes, obispo y, por supuesto, la custodia con el Santísimo.

Antonio Gómez
Delegado diocesano de MCS. Guadix

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Enlaces de interés