El sábado 4 de marzo comienza a utilizarse el nuevo Misal en las celebraciones de la Eucaristía

Diócesis de Guadixhttps://www.diocesisdeguadix.es/
La diócesis de Guadix es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, erigida en 1492 y, según la tradición, procedente de la diócesis de Acci, fundada por San Torcuato en el siglo I. Su sede es la catedral de Guadix.

Todas las parroquias de la diócesis de Guadix ya lo tienen y los sacerdotes, a los que el Obispo accitano les ha recordado la obligatoriedad de su uso, ya conocen los cambios introducidos.
El primer domingo de Cuaresma es el día escogido por la Conferencia Episcopal para que entre en vigor y comience a utilizarse el nuevo Misal para las celebraciones de la Eucaristía. Las parroquias de la diócesis de Guadix ya lo tienen y lo comenzarán a usar en las celebraciones de la tarde del sábado 3 de marzo, víspera del primer domingo de Cuaresma. En realidad, no es un nuevo Misal sino una nueva edición del mismo, preparada por la Conferencia Episcopal Española, que traduce al castellano la tercera edición del Misal Romano en latín aprobada por San Juan Pablo II en el año 2002. A partir de ahora, será obligatorio en todas las parroquias su uso.

El Obispo de Guadix, Mons. Ginés García, escribió recientemente una carta a todos los sacerdotes en la que se indicaba la entrada en vigor de este nuevo Misal. También, animaba a los sacerdotes a cuidar la celebración del sacramento de la Eucaristía: “la Iglesia pone en nuestras manos el don más precioso que ha recibido del Señor, su presencia real y verdadera en la Eucaristía. Por nuestra parte no podemos sino recibirlo con agradecimiento y hacer de ella un don también para nuestro pueblo. Os pido que celebréis la Eucaristía con el respeto y la veneración que se merece, para ello cuidad vuestra fidelidad en la piedad y en el modo de celebrarla, incluida la custodia de todo aquello que nos ayuda a dicha celebración, como es el Misal”. Terminaba su carta deseando “que esta nueva edición del Misal Romano en nuestra lengua, y los cambios que se realizan en la celebración de la Eucaristía, sean motivo de renovación en la piedad eucarística del pueblo cristiano, y de cada uno de nosotros en particular”.

El pasado mes de diciembre fue presentada a todos los sacerdotes esta nueva edición del Misal, en una jornada de formación, que sirvió para conocer los cambios introducidos en el mismo que, aunque no son muchos, sí que son significativos.

Lo nuevo en el Misal

Entre los cambios más significativos, como explican los Obispos de la Comisión Episcopal de Liturgia de la CEE, en el Mensaje “Celebrar la Eucaristía con el Misal Romano”, está la inclusión de San José en las plegarias eucarísticas II,III y IV, así como la traducción de las palabras “pro multis” (“por muchos”) en las consagración y que ha de sustituir a la expresión “por todos los hombres” a la que estábamos acostumbrados. Esta última modificación pretende una mayor fidelidad a los textos originales del Nuevo Testamento (cf. Mt 26,28 y Mc 14,25) y a la tradición litúrgica de la Iglesia latina.
El texto de la nueva edición es el resultado de un largo trabajo de revisión y actualización y obtuvo la aprobación de la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española el 21 de abril de 2010. El pasado 8 de diciembre de 2015 la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos confirmaba este texto en lengua española para España de la tercera edición del Misal Romano.

El Misal Romano es uno de los libros litúrgicos más importantes de la celebración de la Iglesia, texto indispensable para la celebración de la Sta. Misa. En él, la parte fundamental está compuesta por las oraciones que se necesitan para la celebración de la Eucaristía, pero, además, se describen los ritos que se desarrollan durante la misma (gestos, movimientos, posturas, etc…) y quiénes intervienen en cada ocasión (celebrante, concelebrante, acólito, lector, salmista…).

Tanto las oraciones como los ritos contenidos en el misal actual son herencia de la larga historia litúrgica de la Iglesia en sus diversos tiempos, momentos, sensibilidades espirituales y acentos teológicos.

La tercera edición del Misal Romano es la continuadora de las otras dos publicadas después del Concilio Vaticano II (en el año 1970 y 1988 respectivamente) y se sitúan en línea de continuidad con ellas. No obstante, la presente edición significa un notable enriquecimiento en relación a las precedentes; en efecto, la tercera edición ofrece una traducción al castellano con abundantes cambios de expresión, retoques, precisiones; todo ello para preservar la fidelidad al texto latino original del año 2008. Así mismo, también se han enriquecido las rúbricas para facilitar su comprensión y desarrollo dentro de la celebración.

Por decreto del presidente de la Conferencia Episcopal Española esta edición del Misal entrará en vigor a partir de las misas vespertinas del domingo I de Cuaresma próximo (el sábado 4 de marzo de 2017), y su uso será obligatorio a partir de ese momento en todas las misas que se celebren en lengua española en las diócesis de España, no pudiendo usarse antes. Estas medidas vienen dadas por el hecho de que, como es sabido, y por mandato de la Santa Sede, se modifica la fórmula de consagración del cáliz.

Antonio Gómez

Contenido relacionado

Enlaces de interés