Coronas de Adviento en las cuatro parroquias del Arciprestazgo de Baza

Diócesis de Guadixhttps://www.diocesisdeguadix.es/
La diócesis de Guadix es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, erigida en 1492 y, según la tradición, procedente de la diócesis de Acci, fundada por San Torcuato en el siglo I. Su sede es la catedral de Guadix.

El sábado por la tarde, víspera del primer domingo de Adviento, las parroquias de Baza celebraron la Eucaristía con el color morado propio de este tiempo litúrgico, simbolizando preparación y espera. De igual modo, se han colocado las Coronas de Adviento con sus cuatro velas, que se irán encendiendo conforme vayan pasando las cuadro semanas previas al día de Navidad.

La Corona de Adviento es una antigua tradición de la Iglesia y cada año suele ser distinta a la anterior. Por ejemplo, La Mayor mantiene la tradicional corona de Adviento, la parroquia de Santiago ha optado por colocar cuatro faroles simbolizando el camino de la fe en base a las palabras del Papa: «la luz de la fe no disipa las tinieblas pero como una lámpara, nos guía por el camino y con eso basta».

En la Iglesia de la Merced se han colocado cubos con sus correspondientes velas de colores. Y la parroquia del Santo Ángel ha colocado cuatro velas blancas y una quinta roja que será encendida el día de Nochebuena.

ORIGEN DE LA CORONA DE ADVIENTO

Sus raíces en las costumbres pre-cristianas de los germanos (Alemania). Durante el frío y la oscuridad de diciembre, colectaban coronas de ramas verdes y encendían fuegos como señal de esperanza en la venida de la primavera. Pero la corona de Adviento no representa una concesión al paganismo sino, al contrario, es un ejemplo de la cristianización de la cultura. Lo viejo ahora toma un nuevo y pleno contenido en Cristo.

Los cristianos supieron apreciar la enseñanza de Jesús: Juan 8,12: «Yo soy la luz del mundo; el que me siga no caminará en la oscuridad, sino que tendrá la luz de la vida.».

La luz que se enciende en la oscuridad del invierno recuerda a Cristo que vence la oscuridad.

Los cristianos, unidos a Jesús, también son luz: Mateo 5,14 «Vosotros sois la luz del mundo. No puede ocultarse una ciudad situada en la cima de un monte.»

En el siglo XVI católicos y protestantes alemanes utilizaban este símbolo para celebrar el Adviento: Aquellas costumbres primitivas contenían una semilla de verdad que ahora podía expresar la verdad suprema: Jesús es la luz que ha venido, que está con nosotros y que vendrá con gloria. Las velas anticipan la venida de la luz en la Navidad: Jesucristo.

Carlos Valle

Contenido relacionado

Enlaces de interés