Rezo del Santo Rosario, promovido por un grupo de laicos, junto al monumento de la Inmaculada Concepción

La convocatoria está abierta a todos los fieles y retoma desde el pasado año una devoción que se iniciara con el sacerdote D. Pedro Manjón cuando llevaba a los alumnos de las Escuelas Ave María a rezar esta oración mariana.

El sábado 2 de julio, a los pies del monumento de la Inmaculada Concepción, en la Plaza del Triunfo, un grupo de personas de la Diócesis se congregarán para rezar el Santo Rosario por las intenciones del Santo Padre y por las necesidades de España. Se trata de una convocatoria, que tendrá lugar a las 19 horas, abierta a la participación de todo el mundo que desee sumarse.

La iniciativa se retomó el pasado año y se celebra todos los primeros sábados de mes. La lleva a cabo un grupo de fieles y se convoca a nivel personal, es decir, no procede de ningún movimiento, carisma o grupo diocesano.

ORIGEN EN LAS ESCUELAS AVE MARÍA
Esta iniciativa de rezar el Santo Rosario junto al monumento de la Inmaculada Concepción se originó con el sacerdote D. Pedro Manjón, director de las Escuelas del Ave María y capellán de la escuela de la Quinta, que congregaba cada año a los alumnos de estas escuelas de Granada para rezar a la Virgen. Posteriormente, esta iniciativa continuó con el sacerdote D. Alberto Gómez Matari, que amplió la participación a los fieles en general. «Con el paso de los años mi madre nos invitaba a rezar los primeros sábados de mes el Santo Rosario al pie del monumento a la Santísima Virgen, ya en su emplazamiento», explicó José Molina, uno de los fieles que actualmente participan en esta iniciativa, retomada el pasado año, y recordando así los años en que acudía al rezo del Santo Rosario dirigido por D. Alberto Gómez. Y tras D. Alberto Gómez, continuaron con este piadoso acto los laicos Miguel Corral y, posteriormente, Eduardo Palacín, recientemente fallecido.

Tras un tiempo sin poder reunirse, un grupo de laicos de Granada, junto con el sacerdote D. Antonio Cabrera, decidió recuperar esta devoción y desde el año pasado todos los primeros sábados de mes se reúnen a los pies del monumento de la Inmaculada Concepción en la Plaza del Triunfo para rezar el Santo Rosario. En todos los casos, siempre se ha rezado por las intenciones del Santo Padre y por las necesidades de España.

«Es importante recordar que Granada tiene el honor de ser la primera ciudad de España que hizo el juramento de admitir y defender la verdad teológica de la Inmaculada Concepción de María. Este fue el primer monumento erigido en el mundo en honor de la Santísima Virgen en el campo llamado del Triunfo, y de ahí el nombre: Monumento al Triunfo de la Inmaculada Concepción», explicó José Molina.

Contenido relacionado

Enlaces de interés