“Pinceladas de Economía Doméstica” para ayudar a familias vulnerables

Carmen Sánchez Reguero, voluntaria de la Cáritas Parroquial de Ntra. Sra. de las Angustias desde hace más de una década, nos habla de su reciente proyecto solidario para ayudar a familias vulnerables.

“PINCELADAS DE ECONOMÍA DOMÉSTICA” es un homenaje a nuestras raíces gastronómicas y un compendio de buenas prácticas en el aprovechamiento de los recursos.

¿Cómo surgió la idea de editar éste libro?

A mí desde siempre me ha gustado mucho la cocina. Además tengo el gusto de tener recetas de mi madre, de mi abuela… Nuestros mayores eran los que con muy pocos recursos, arreglaban unos menús extraordinarios. Y en cierta forma, éste libro ha sido como un homenaje a nuestros mayores, de cariño, de gratitud.

Además la recaudación que obtengamos la ofrecemos a nuestra Cáritas parroquial que con tanto cariño y dedicación atiende, escucha, consuela y devuelve la dignidad a tantas familias.

Su título, “Pinceladas de economía doméstica”…

… Si, en nuestros Talleres de “Programa Familia”, mi compañera y yo impartíamos formación en economía doméstica a familias con pocos recursos. Le enseñamos cosas tan básicas como por ejemplo a cómo ahorrar luz, agua y a también cómo cocinar la cocina de temporada. Por ejemplo, se puede hacer un buen potaje de garbanzos con los restos del bacalao puede ser una comida muy nutritiva y es más barata.

¿Para quién puede ser útil?

En éste libro abordamos recetas muy fáciles con productos de temporada que son más sanos y muchas veces son más baratos, así que lo puedan llevar a la práctica todo tipo de familias, independientemente de su economía.

¿Qué curiosidades podemos encontrar en sus páginas?

Lo original de éste “librito” es que tiene organizadas las recetas por temporadas, no encontrarás recetas de carnes de pescado, sino de primavera, verano, otoño e invierno. Como novedad hemos introducido recetas de licores, que se corresponden también con las distintas estaciones del año, ya que su base son plantas y frutas de temporada.

¿Cuántos ejemplares lleváis vendidos?

Se hizo una primera tirada de 100 ejemplares en el mes de Junio y la verdad es que se han vendido muy rápido. Hemos hecho una segunda y ya van cuarenta vendidos. Esperamos que se vendan pronto y podamos hacer otra tirada.

Veo que en total habéis recaudado 1.400 € ¿A qué fin lo vais a destinar?

A las necesidades emergentes de nuestra Cáritas. Todos los jueves de 19:00 a 20:30 atendemos aquí en la parroquia a las personas que lo necesitan. Vemos cuáles son sus necesidades, les acompañamos, y les ayudamos en función de nuestras posibilidades. En total somos ocho voluntarios y atendemos una media de 14-15 familias a la semana.

¿Cómo describirías la situación de las personas que se acercan a vuestras puertas?

Muy dura, en muchos casos es una situación desesperada. Podemos entender muchas veces que algunos incluso vengan exigiendo, porque son necesidades tan primarias y tan urgentes como el que no puedan pagar la luz, el agua o incluso la casa…

Para finalizar Carmen, desde el punto de vista de la economía doméstica, ¿qué tres cosas deberíamos hacer todos en nuestros hogares?

Pues tener conciencia de que los alimentos cuestan mucho tiempo y dinero cultivarlos, tendríamos que aprender a reciclar. Por ejemplo, si has hecho un potaje y te han sobrado restos, convertirlo en un puré, o aprovechar los restos para hacer unas croquetas o unas albóndigas. En fin, fundamentalmente no desperdiciar nada y aprovechar todo lo que podamos reciclar.

Y ¿qué tres errores solemos cometer habitualmente?

En muchos casos dilapidamos el agua, dilapidamos la luz, tiramos la comida… y eso repercute en primer lugar en nuestros propios bolsillos, pero en segundo lugar en una falta de solidaridad respecto a los más necesitados. Al dilapidar, nosotros les estamos privando de recursos a ellos.

Por cierto, ya se me olvidaba ¿Tu receta favorita?

A mí me gustan todas las recetas, sin embargo mi marido considera que la reina de las recetas es el “Cordero pascual”. Esa receta era de mi suegra, y ella a su vez la recibió de sus mayores. La gracia del libro es que con sus recetas volvemos a nuestras raíces. Cuando en una cultura se olvidan las raíces, te quedas en el aire…

Cáritas diocesana de Granada

Contenido relacionado

Enlaces de interés