Mons. Martínez invita a la comunidad docente y alumnos de la UGR a “ser presencia buena en medio del mundo”

El Arzobispo de Granada, Mons. Javier Martínez, ha celebrado esta mañana la Eucaristía con la que la Universidad de Granada ha inaugurado su curso 2017-18.

A la Eucaristía, que ha tenido lugar en la parroquia de los Santos Justo y Pastor, ha asistido su Rectora, Pilar Aranda, junto al equipo de gobierno, docentes, personal laboral, alumnos, miembros de la Pastoral Universitaria y cuantas personas de buena voluntad han querido acercarse previa al acto académico de inicio de curso de la UGR.

En su homilía, Mons. Javier Martínez ha subrayado que las instituciones educativas “no educan por los conocimientos que adquirimos en ellas”, sino que “educan por la posibilidad que nos dan de crecer” como personas para hacer “un mundo menos hostil al hombre, más bellamente humano, por el que sea más fácil para todos dar gracias por las personas, por la realidad misma”.

El Arzobispo ha invitado a los presentes a pedir al Señor “ser una presencia buena y bondadosa en un mundo tan conflictivo, tan tenso, a veces tan crispado en el que vivimos”, de tal forma que “los demás puedan conocer por un motivo o por otro que cada uno de vosotros sois un bien para la vida de los que os rodean”.

Mons. Martínez ha recordado a los jóvenes que no encuentran el sentido de su vida y ha hablado de las cifras alarmantes de suicidios que se producen especialmente entre ellos. Por eso, para Mons. Martínez, iniciar, para quienes tienen fe, el curso académico en la universidad con una Eucaristía es “extraordinariamente razonable” y una ocasión para pedir a Dios que esté presente a lo largo del curso y que ayude a cada uno a afrontar su tarea dentro de la universidad.

En la oración de los fieles, Mons. Martínez ha elevado una súplica por las víctimas del terremoto de México y por sus familiares y los equipos de rescate que trabajan por encontrar supervivientes, así como por Cataluña y la unidad de España.

La Santa Misa ha sido concelebrada por su párroco D. José Antonio Ortega y el Delegado episcopal de Pastoral Universitaria, D. José Antonio Villena.


Leer homilía

Escuchar homilía

Contenido relacionado

Enlaces de interés