Los orígenes del cristianismo, en cómic

Tras pasar por Castilla-La Mancha y Almería, la exposición «Bajo el signo del Crismón», que acerca de forma didáctica -para mayores, jóvenes y niños- «un periodo fundamental de la historia», llega a Granada.

Tras la muerte de Cristo, el cristianismo comenzó a expandirse por el mundo a través de los apóstoles y de los primeros fieles en la fe. Entre esos lugares, Roma ocupa un lugar destacado. Los orígenes del cristianismo, en el Imperio Romano, es el tema central de la exposición “Bajo el signo del Crismón”, que el Centro Cultural Nuevo Inicio del Arzobispado de Granada organiza y acoge hasta el 28 de abril.

La vida cristiana se ha comunicado desde entonces a través del testimonio y se ha prolongado con el paso de los siglos. Es un periodo intenso que perdura tras muchos siglos y que ahora quiere ofrecerse a cuantos visiten la muestra en un soporte muy didáctico, cercano y sencillo: el cómic.

“Los orígenes del Cristianismo a través del arte del cómic pretende mostrar cómo el ‘cómic de romanos’ ha plasmado el proceso de cristianización de la sociedad romana. La ira de Nerón, el carácter calculador de Constantino, el empeño de Juliano el Apóstata o el cinismo de Valentiniano, son acentuados para trabar aventuras protagonizadas por personajes que abrazan el cristianismo, o que acuden como espectadores al torrente de cambios que origina su irrupción”, explica Jaime Vizcaíno, profesor de Historia del Arte de la Universidad de Murcia.

En un recorrido por una veintena de llamativos paneles que recogen una o varias viñetas de cómic en gran formato, se ilustran los diversos aspectos o temas que se quieren abordar, desde los comienzos de la fe con María y los discípulos que se reúnen tras la muerte de Cristo, pasando por emperadores como Nerón, o normativas tan importantes para la presencia pública cristiana como el Edicto de Milán (año 313 d.C), que decreta la libertad de culto, o el Edicto de Tesalónica (380 d. C) que decreta el cristianismo como la religión oficial del estado.

La historia del cristianismo está jalonada por el testimonio de los mártires, de los testigos de Cristo, y de las persecuciones que sufrieron, o la vida que distinguía a los cristianos del resto de personas en sus acciones cotidianas, aspectos todos ellos por los que también se detiene la exposición.

La exposición sigue un recorrido cronológico, huye de los tecnicismos y acerca de forma didáctica, para mayores, jóvenes y niños, a partir de ocho años, “un periodo fundamental de la historia del Mediterráneo: la historia de cómo el mayor y más influyente Imperio, el romano, adoptó una religión hasta entonces marginal, el cristianismo”, explica José Soto, comisario de la muestra y miembro del Centro de Estudios Bizantinos Neogriegos y Chipriotas de Granada, que colabora en esta exposición junto con la Universidad de Almería y el Grupo Universitario de Investigación “Ciudades Antiguas, Turismo y Sostenibilidad”.

“Hemos tenido que hacer una labor previa de selección de manera que no quedara ningún punto sin abordar, y que la selección de las viñetas realmente en un lenguaje tan rápido como es el del cómic pudiera tener una estructura que permitiera un conocimiento rápido de una historia de siglos”, señala Soto.

Es una muestra que entra por los sentidos, ya que a la riqueza de las viñetas –procedentes de cómics originales que pueden verse también expuestos- se ofrece una gran pantalla con imágenes reales de objetos y edificios ligados a la historia del imperio romano durante el periodo abordado y todo ello con un suave fondo musical que suena con un coro medieval que interpreta música cristiana del primer periodo.

Tras recorrer Castilla-La Mancha y Almería, la muestra puede visitarse de forma gratuita, y tras ella continuará recorriendo otras ciudades. Asimismo, está previsto que en abril pueda difundirse y darse a conocer en el salón internacional del comic de Granada, invitando a los aficionados a este género a acudir a la Curia Metropolitana. El horario de visita es de lunes a viernes, de 10 a 13:30 horas, y las personas que lo deseen pueden ser guiados en su recorrido para grupos de adultos a partir de cinco personas, previa solicitud en la Curia Metropolitana. Además, los jóvenes y niños, también contarán con visitas guiadas adaptadas a ellos para acercar un tiempo y una época cruciales en nuestro modo de entender el mundo actual: “Si quieren conocerse a sí mismos, conocer por qué tienen determinadas actitudes ante la belleza, ante la religión, la justica, etc, es necesario que vengan a esta exposición. Van a aprender mucho, no sólo del Cristianismo y del Imperio Romano, sino también de su propia realidad cotidiana, sociedad y mundo”, explica su comisario.

Paqui Pallarés
Publicado en Alfa y Omega, 2 de febrero de 2017

Contenido relacionado

Adviento, la preparación gozosa al Dios que viene

El próximo domingo 28 de noviembre comenzamos el Adviento. Un tiempo...

San Silvestre Gozzolini

San Silvestre Gozzolini es un santo abad del s. XIII cuya...

Enlaces de interés