La Catedral de Granada acoge la Ordenación Sacerdotal de cuatro jóvenes

El Arzobispo, Mons. Javier Martínez, presidió la celebración en la Solemnidad de la Epifanía, a la que acudieron muchos fieles granadinos.

Desde ayer, la Diócesis de Granada cuenta con cuatro nuevos sacerdotes, que recibieron en la Solemnidad de la Epifanía el Orden Sacerdotal de manos del Arzobispo Mons. Javier Martínez. En una Catedral abarrotada de fieles que quisieron acompañar a estos jóvenes, junto con sus familiares, amigos y comunidades, los nuevos sacerdotes entregaban su vida a Cristo en una celebración que se convirtió en una gran fiesta para los presentes y para toda la Diócesis.

Los cuatro jóvenes pertenecen a los seminarios presentes en la Diócesis, uno del Seminario Diocesano «San Cecilio» y los otros tres del Seminario Diocesano Misionero Redemptoris Mater, ligado al Camino Neocatecumenal, que este año ha celebrado sus primeras ordenaciones desde su creación en Granada. Los nuevos sacerdotes son: Enmanuel Jesús Vega, de 27 años y natural de Motril; Moisés David Mendoza, nacido en El Salvador hace 27 años; Tommaso Bernetti, también con 27 años y que proviene de Italia; y Pau Codina, de 26 años y natural de Barcelona.

Un regalo para la Iglesia

El Arzobispo D. Javier Martínez fue quien ordenó al sacerdocio a estos jóvenes con los ritos que dispone la Iglesia: la imposición de manos, en la que también participaron los sacerdotes diocesanos presentes, la unción de sus manos con los sagrados óleos, el abrazo de la paz y la entrega del cáliz y la patena. Procedieron también a tumbarse ante el altar mientras se cantaban las letanías y se vistieron con la casulla sacerdotal. Acabados los ritos litúrgicos se subieron al altar para sentarse junto a sus hermanos sacerdotes, desde donde concelebraron la Eucaristía junto al Arzobispo.

Mons. Javier Martínez habló en su homilía sobre la fiesta de la Epifanía, en la que «se celebra lo mismo que la noche de Navidad, que el cielo ha venido hasta nosotros; Dios se ha manifestado en nuestra carne». Hablando de los regalos de los Reyes Magos, afirmó que «el don de la vida, el más grande de todos, el único que verdaderamente es indispensable, se llama Jesucristo».

Asimismo, se dirigió a los nuevos sacerdotes, y les pidió que buscaran siempre la comunión de la Iglesia y el servicio al Pueblo de Dios. «Vuestras vidas las asume Cristo de una manera análoga a como asumió su propia humanidad en las entrañas de la Virgen», les indicó el Arzobispo. Además, exclamó que «para la Iglesia, el mayor de los regalos es un presbítero».

Antes de terminar la celebración, Mons. Javier Martínez se conmovió y dio gracias a Dios por estos nuevos sacerdotes. También dio las gracias a sus padres, por entregar a sus hijos a la Iglesia, y a sus parroquias y comunidades, por ayudar a estos jóvenes en su camino hacia el sacerdocio.

Tras la bendición final, todos los fieles congregados en la Catedral se acercaron para besar las manos de los nuevos sacerdotes, como símbolo de adoración al Señor que se hacía presente en sus ministerios.

Primeras Misas

Moisés David Mendoza celebrará la Santa Misa por primera vez el miércoles 8 de enero a las 20 horas en el Monasterio de los Jerónimos de Granada; Tommaso Bernetti y Pau Codina celebrarán ambos su primera Misa el jueves 9 de enero, a las 19 horas, en la iglesia de Santa María La Mayor de Guadahortuna; y Emmanuel Vega Rodríguez celebrará la Eucaristía el viernes 10 de enero, a las 19 horas, en la iglesia mayor parroquial de la Encarnación de Motril, localidad de la que es natural.

Escuchar homilía completa

Ver galería de fotos

Contenido relacionado

Enlaces de interés