Eucaristía de presentación y envío de los miembros de Proyecto Ángel en la parroquia de Santo Ángel Custodio

La parroquia de Santo Ángel Custodio acogió en la tarde de ayer la Eucaristía de presentación y envío de los 22 voluntarios que forman parte de Proyecto Ángel, iniciativa diocesana promovida por la Pastoral Familiar que atenderá a mujeres embarazadas en situación de riesgo. La Misa estuvo presidida por Mons. Javier Martínez y concelebrada por D. Antonio Luis Martín, Delegado diocesano de la Pastoral Familiar.

En la festividad de los Santos Ángeles Custodios la parroquia dedicada a esta advocación, situada en el Zaidín, acogió ayer la Misa de presentación y envío de los miembros que forman parte de Proyecto Ángel, una iniciativa de la Pastoral Familiar del Arzobispado de Granada que estará dedicada a la atención de mujeres embarazadas en riesgo de aborto. El grupo de voluntarios que atenderán a estas personas está formado por 22 personas que fueron ayer presentadas en presencia de la comunidad parroquial en una Eucaristía celebrada por nuestro Arzobispo, Mons. Javier Martínez y concelebrada por un grupo de sacerdotes diocesanos entre los que se encontraba D. Antonio Luis Martín, Delegado de la Pastoral Familiar y D. Alejandro Greco, párroco de la iglesia de Santo Ángel Custodio.

UN REGALO DE DIOS
En su homilía, Mons. Martínez destacó el regalo de Dios que es Proyecto Ángel para nuestra diócesis: “El que podamos ofrecer esta ayuda a estas mujeres es un regalo que nos hace el Señor. Quienes en el corazón habéis sentido esta llamada a colaborar en este proyecto que sepáis que el Señor os hace un regalo inmenso. Le pedimos que este proyecto que comienza hoy sea cuidado, no hay mejor ayuda que el cariño, que el abrazo, que la compañía que sabe sostener, iluminar, y amar lo más parecido posible a como Dios nos ama”, afirmó.

D. Antonio Luis Martin fue el encargado de presentar durante la Eucaristía a todos los miembros de Proyecto Ángel que recibieron de manos de nuestro Arzobispo un obsequio bendecido y a los que el Delegado de la Pastoral Familiar dirigió unas palabras: “Habéis apostado por trabajar en este proyecto, os habéis sentido tocados por Dios en este tema de la vida ofreciéndoos para un bien a la Iglesia y la vida de tantas posibles personas. Juntos damos gracias a Dios”, destacó.

CUIDAR LA VIDA DE MADRES E HIJOS
Desde ahora, y en comunión con Proyecto Raquel, dedicado a la atención de mujeres que han sufrido un aborto y cuyos miembros también se encontraban presentes en la Eucaristía, los voluntarios de Proyecto Ángel trabajarán para cuidar de las vidas de madres e hijos por nacer en nuestra diócesis desempeñando diferentes funciones con el objetivo de atender mejor las necesidades que se presenten en cada caso.

De esta forma, los voluntarios se dividirán en las siguientes figuras: “rescatadores” que serán los encargados de realizar el primer contacto con la persona en dificultad; “ángeles” que acompañarán a la mujer a lo largo de todo el proceso del embarazo y seguirán cerca una vez nacido el bebé; y por último, los “facilitadores” que son los encargados de facilitar aquellos recursos materiales que sean necesarios a lo largo de todo el proceso.

Al término de la Eucaristía tuvo lugar un ágape fraterno en el que participaron los miembros de la Pastoral Familiar a los que también se unieron los miembros de la comunidad parroquial de Santo Ángel Custodio.

María José Aguilar

Contenido relacionado

Enlaces de interés