Encuentro de oración por los refugiados y emigrantes

Con los Franciscanos de Granada, mañana jueves día 24, en la iglesia de San Francisco, en el marco de los encuentros semanales que organizan.

Los Franciscanos de Granada invitan a los fieles en general a sumarse al encuentro de oración que todos los jueves celebran con el Grupo San Francisco, que se congrega cada semana, desde hace 30 años, en la iglesia que lleva el nombre del santo de Asís.

En el marco de estos encuentros semanales, mañana jueves día 24 se dedicará especialmente a la oración por los refugiados y emigrantes, y para pedir la paz «para no crear muros que nos rompen y separan», explicó Severino Calderón ofm, de la iglesia de San Francisco.

El encuentro está abierto a todas las personas que lo deseen para rezar a Dios para que «nos dé ‘entrañas de misericordia'». Tendrá lugar en la iglesia de San Francisco (Camino de Ronda, 65) a las 20:30 horas.

«Conocíamos el problema ‘desde lejos’. Ahora hemos despertado cuando esta masa humana ha comenzado a buscar los países europeos y lo han arriesgado todo para llegar al ‘paraíso europeo’ con escasas posesiones pero cargados de esperanza. Y Europa comienza a despertar con gestos de solidaridad y de creatividad para organizar una generosa acogida de estas personas. Nos toca el reto ahora de estudiar fórmulas para acoger dignamente a estas personas y así dar respuesta a sus aspiraciones más legítimas: para tener para sí y para sus hijos un futuro en paz», explicó Severino Calderón, ofm.

«Los creyentes sabemos que estos hermanos nuestros comparten nuestra fe y están expulsados de sus tierras, en parte, por ser creyentes y están siendo víctimas de la persecución y del mismo radicalismo. Jesús de Nazaret vivió también la situación de ‘refugio’ (cfr. Mt 2,13-15). Ahora todos los países se ven interpelados a dar respuesta humana y urgente a estos hermanos nuestros. Ahora también nosotros nos hacemos la misma pregunta: ¿Qué podemos hacer con nuestras posibilidades concretas, como personas, como cristianos y franciscanos, como comunidad, asociación, movimiento? El Evangelio nos pide que seamos ‘prójimos’ de los más pequeños y abandonados y que les demos una esperanza concreta acogiendo en nuestras casas alguna familia o trabajando en red con otras familias cercanas, o prestando tiempo, economía, acompañamiento».

«Si la misericordia es el segundo nombre del Amor: «Cada vez que lo hicisteis con uno de estos, mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis» (Mt 25,40), concluyó Severino Calderón, ofm.

Contenido relacionado

Enlaces de interés