¿En qué ha cambiado mi vida el Espíritu Santo?

Seminario de Vida en el Espíritu, del Grupo de Oración Kairós con Renovación Carismática, se celebra todos los lunes en la parroquia de San Emilio. El próximo encuentro tendrá lugar el día 2 a las 19:45 horas, abierto a la participación de todas las personas que deseen asistir. Ofrecemos el testimonio de una persona que ha participado esta semana en su cuarto encuentro en Granada.

Era una cristiana de cumplimiento y ya hasta había dejado de asistir a la Eucaristía muchos domingos. Pero es una alegría poder ver cómo el Señor no nos abandona. Siempre está en la puerta esperando a que le dejemos entrar, y fue a raíz de una enfermedad de un familiar cuando empecé a asistir a un grupo de oración de la Renovación Carismática Católica. Era en Madrid. A ese mismo grupo iba mi hermana. Yo unos años después continué en Granada y después de hacer el Seminario de Vida en el Espíritu, un domingo de Pentecostés, recibí la gracia del Sacramento del perdón y la Efusión del Espíritu Santo y ahí es donde empezó a cambiar mi vida espiritual.

No puedo decir que el cambio fue de un día para otro, pero sí que fue bastante rápido. Cuando me he parado a hacer la lectura de mi vida, puedo decir que:

• He descubierto a un Dios Misericordioso que me ama y me perdona.

• Disfruto de la Eucaristía sin mirar el reloj.

• Siento como arde mi corazón LA PALABRA.

• He aprendido a rezar (siento al Espíritu Santo como me lleva a Dios, como me hace descubrir lo que quiere de mí y disfruto del diálogo) y, también disfruto manejando y leyendo la Biblia, con tantos y tantos versículos que siento que van dirigidos a mi.

• He aprendido a pedir perdón con humildad y a perdonar con misericordia.

• Cuando recito «Mi alma está sedienta de ti» o «El Señor ha estado grande con nosotros» o … sé lo que estoy diciendo por experiencia.

• Disfruto sintiéndome parte de la Iglesia y como tal me uno a ella con la oración de Laudes cada mañana.

• Necesito de la Comunidad. La palabra HERMANO en el Señor, tiene mucho sentido en mi vida, comprendo que es un regalo de Dios y eso me ha llevado a hacer oración de intercesión todos los días por cada uno de ellos.

• Me siento feliz de poder compartir mi tiempo y mi dinero.

• Nunca digo NO cuando puedo hacer cualquier servicio.

• Disfruto mucho de todo lo que me lleva a Dios.

Y TODO ESTO PARA LA GLORIA DE DIOS, ¡Bendito sea por siempre!

Una hermana del grupo Kairós de la RCCE

Renovación Carismática Católica en España

Contenido relacionado

El Cuerpo de Cristo procesiona por la Abadía del Sacromonte

La abadía del Sacromonte celebró la fiesta del Corpus Christi el...

El X Encuentro mundial de las familias en Roma, en los medios de comunicación...

Entrevista con los delegados de Pastoral Familiar, que conocen de primera...

Enlaces de interés