El Sacromonte da gracias por la vida de los tres canónigos fallecidos durante la pandemia

Un momento de la Misa funeral en la Colegiata de la Asunción.

En la tarde de este lunes 25 de octubre, la Colegiata de la Asunción de la Abadía del Sacromonte albergó una Misa funeral por los tres canónigos de la abadía fallecidos durante el tiempo de pandemia: D. Manuel Barrancos, D. Federico Rodríguez Ratia y D. Andrés Molina Molina.

A esta Santa Eucaristía asistieron algunos de los actuales miembros del cabildo sacramontano, D. Francisco Alonso, D. Antonio Fernández Siles, así como el abad del Sacromonte, D. Alberto Espinar. El arzobispo de Granada, Mons. Javier Martínez, presidió esta celebración. Esta dio comienzo a las 18 horas y contó con la presencia de los familiares de los tres canónigos.

D. Manuel Barrancos y D. Andrés Molina ocuparon su sede en el cabildo a finales de los años 80, en un momento de dificultad de la Abadía, cuando ésta había dejado de ser facultad de derecho y ya no contaba con presencia estudiantil. Formando equipo con otros ocho canónigos nombrados por el arzobispo D. José Méndez, iniciaron una nueva etapa de la abadía, que volvía a abrir al público las Santas Cuevas. “No solo la mantuvieron sino que trabajaron para que siguiera viva como un centro cultural y de fe de la diócesis”, cuenta Espinar.

El arzobispo de Granada subrayó que la Eucaristía funeral por estos tres canónigos era un acto de acción de gracias al Padre y a Jesús por sus vidas, “porque se han dejado hacer por el Señor y se han puesto al servicio de la Iglesia y de la abadía”.

El acto concluyó con una presentación recordando parte de sus vidas, paralelas a la reforma de la Abadía del Sacromonte. Una rehabilitación en la cual cada uno de ellos ha tenido un papel destacado como miembro del cabildo.

Ignacio Álvarez
Secretariado de Medios de Comunicación Social

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Enlaces de interés