El Festival “Rompe Fronteras” celebra su XXV edición para ayudar a las misiones en países desfavorecidos

El Festival “Rompe Fronteras” celebra su XXV edición para ayudar a las misiones en países desfavorecidos

Los grupos de San Francisco en Granada celebraron el pasado 28 de enero la XXV edición del Festival “Rompe Fronteras” que en esta ocasión se ha celebrado de forma online y contó con la pieza teatral titulada “No hay pareja perfecta” sobre el cuidado de la familia. Los beneficios irán destinadas a varios proyectos de ayuda a los necesitados principalmente en Marruecos.

El Festival “Rompe Fronteras” nació en 1992 en el seno del movimiento franciscano con el deseo de crear un espacio de encuentro común y fraternidad para acompañar experiencias misioneras y ayudar a los diferentes proyectos con los que el movimiento franciscano colabora en distintos lugares.

“Rompe Fronteras nació como un espacio de encuentro, comunión, colaboración con las necesidades que fuimos descubriendo en el Tercer mundo. El objetivo es crear lazos más allá de lo local, un caminar juntos en una sociedad donde vivimos todavía mucho la individualidad olvidándonos de acoger a los hermanos, todos somos hijos de Dios más allá de las culturas y las creencias”, asegura Fray Severino Calderón, responsable del movimiento franciscano en Granada.

Este año el festival cumple sus 25 años “rompiendo fronteras”. Debido a la pandemia, el Festival se ha celebrado de forma online por Youtube con la representación teatral del grupo “Casi siempre” interpretando una pieza sobre la importancia del cuidado de la familia.

Los beneficios y donaciones recogidas en el marco del festival irán destinado a colaborar con distintos proyectos a beneficio de los huérfanos de Rabat, de madres solteras con las Misioneras de la Caridad, del Centro de formación en Temara de las Hijas de la Caridad, y de los discapacitados en la Casa de Nazaret de Tánger.

“Necesitamos fortalecer los lazos y llegamos donde a veces no se puede llegar, la pobreza huele mal y los pobres son los que siempre están en los márgenes” destaca D. Severino.

TESTIGOS DE LA MISIÓN

También en este marco hubo al inicio un momento de oración para interceder por los misioneros y también se ofrecieron varios testimonios de personas que han vivido la misión en diferentes países.

De esta forma, Marian, que vivió la misión en Perú hace varias décadas aun conserva los grandes recuerdos y frutos en su vida de esa experiencia. “Fuimos dos meses a la selva peruana, y nos dimos cuenta de que poco hacemos para todo lo que se recibe en la misión, como se crece y se aprende personalmente, yo era incrédula y tuve la oportunidad de abrir los ojos y el corazón a los pobres”.

Por su parte, la joven Clara Bailón, fue con su familia, padres y hermanos a vivir la misión durante diez días en Tánger: “La hospitalidad de los hermanos franciscanos me impresionó, nos integraron en su rutina y en su casa. También me marcó acompañar a los Hermanos de la Cruz Blanca en la tarea de acompañar a personas discapacitadas, me llenó mucho eso, eran muy cariñosos y al despedirnos me di cuenta de que los echaría mucho de menos”.

Aquellas personas que deseen seguir colaborando pueden hacerlo entrando en contacto con los “Grupos de San Francisco” en Youtube o Facebook.

María José Aguilar
Secretariado de Medios de Comunicación Social

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Beato Vidal Vladimir Bajrak

En la ciudad de Drohovych, en Ucrania, el beato Vidal Vladimir...

Vuelve la peregrinación a Lourdes con la Hospitalidad Granadina

La Hospitalidad Granadina de Lourdes vuelve a organizar una peregrinación al...

Enlaces de interés