Crónica de la Novena a la Santísima Virgen de las Angustias

Celebrada en su Basílica y predicada por Mons. Francisco Pérez, Arzobispo de Pamplona-Tudela.

El pasado día 26 el Sr. Arzobispo de Pamplona presidió por última vez la celebración de la novena en su octavo día en honor de la Santísima Virgen de las Angustias en su Basílica de la Carrera. En su última homilía D. Francisco Pérez González se ha centrado, mediante ejemplos de la vida real, en la idea de que la Santísima Virgen, como la mejor madre que tenemos, «nunca se cansa de esperar nuestra conversión y nuestro amor a Jesucristo». Todas sus homilías han sido sencillas, comprensivas, de una gran claridad humana y a la vez de honda espiritualidad cristiana, que han calado en lo más profundo de los corazones de todas las personas que han tenido la suerte de poder seguirlas en la Basílica o en las transmisiones por internet.

Al final de la celebración eucarística, D. Francisco Molina, Párroco de la Basílica, tuvo unas palabras emocionadas de agradecimiento a D. Francisco Pérez González, por su generosidad al haber aceptado presidir la Novena de este año. D. Francisco Salazar, Hermano Mayor de la Hermandad, le agradeció también su cariño por la ciudad de Granada y le obsequió con una Granada artística en recuerdo de esta Novena. D. Manuel Reyes, Vicario General de la Diócesis de Granada, también tuvo unas sentidas palabras de agradecimiento en nombre de la Diócesis.

El día 27, a las ocho de la tarde, tuvo lugar la celebración eucarística del último día de la novena a la Santísima Virgen de las Angustias. La Eucaristía estuvo presidida por D. Manuel Reyes, Vicario General de la Diócesis, acompañado de los sacerdotes de la Basílica con D. Blas Gordo, Vicario General de Pastoral de la Diócesis, y con su Párroco, D. Francisco Molina Carretero. El Coro Daraxa contribuyó con sus canciones a la religiosidad y recogimiento espiritual de todos los asistentes a la misma.

D. Manuel Reyes en su homilía después de saludar a todos los presentes y resaltar la cercanía de la imagen de la Virgen, colocada en el crucero de la Basílica, y comentar brevemente la lecturas del día, pidió a la Virgen que nos muestre a Jesús, al que ella fue descubriendo poco a poco, en todas las circunstancias por las que atravesó el Señor en su vida mortal, para que seamos capaces de entender y aceptar el misterio de Jesucristo. D. Manuel terminó su homilía diciendo: «La devoción a la Santísima Virgen es el camino para el conocimiento de Jesucristo: A Jesús por María. No nos detengamos nunca en ella; que ella sea la mano que nos lleve al conocimiento de Jesucristo… Que ella, la dulce Madre de la esperanza, sea la que nos muestre en el momento decisivo a Jesús el fruto bendito de su vientre».

La Eucaristía terminó con el canto del Himno a la Santísima Virgen de las Angustias por todos los asistentes, que llenaban por completo la Basílica. Hay que destacar la presencia de la Junta de Gobierno de la Hermandad Sacramental de la Virgen de las Angustias, con su Hermano Mayor, siempre presente, acompañado también de numerosos hermanos y hermanas cofrades, que han participado todos los días de la novena con gran piedad y recogimiento.

Los coros y corales que han actuado en los días de la novena, así como en los cultos de este mes de septiembre, han sido los siguientes: Virgen de las Angustias, Capilla Musical de la Capilla Real, Las Voces Blancas del Ave María, San Juan de Ávila, San Miguel Arcángel, Catedral de Granada, Lauda, Aguas Blancas de Cenes de la Vega, Asociación Músico – Cultural de Dílar, Daraxa y San Alfonso de los Antiguos Alumnos Redentoristas de Santafé. Todos ellos han actuado de forma totalmente altruista y generosa por amor a la Santísima Virgen de las Angustias, contribuyendo al esplendor de todas las celebraciones con sus interpretaciones musicales.

Todos los días ha sido transmitida la novena a través de internet por la empresa Vídeo Uno Producciones, con Inmaculada Giménez Velázquez como responsable, de forma totalmente gratuita. Se han recibido numerosos testimonios de agradecimiento y felicitación por parte, principalmente, de personas que de ninguna manera hubiesen podido participar en ella, ya sea por enfermedad, lejanía u otras causas.

La afluencia de fieles a la Basílica en todas las celebraciones ha sido muy numerosa, teniendo que estar de pie muchos de ellos en todas las celebraciones.

Antonio Joaquín Mezcua Roelas

Contenido relacionado

Padre Manjón y las Escuelas Ave María

Hace unos días, el 10 de julio, se cumplían casi cien...

Santa Brígida de Suecia

A diferencia de otras místicas que entraron desde muy pequeñas en...

Enlaces de interés