Celebrada la Misa y la visita a las Santas Cuevas para recordar el martirio de San Cecilio

Ayer, miércoles 1 de febrero, celebramos en nuestra Archidiócesis la festividad litúrgica de San Cecilio, en recuerdo de la fecha de su martirio, que según las láminas halladas, fue el 1 febrero del año segundo del imperio de Nerón en el monte ilipulitano.

El Arzobispo, Mons. Javier Martínez, presidió la Eucaristía celebrada en la Abadía del Sacromonte, ayer, miércoles 1 de febrero, por el rito hispano-mozárabe, con motivo de la fiesta de nuestro patrón, San Cecilio.

Los sacerdotes del Cabildo Sacromontano concelebraron la ceremonia, en la que participaron los seminaristas diocesanos y cantaron los miembros de la Schola Gregoriana Ilíberis. Numerosos fieles asistieron a esta Misa tan especial en honor al Patrón de nuestra Archidiócesis y Ciudad.

Para la celebración de la Eucaristía, se expusieron las reliquias de San Cecilio junto al altar, y delante de éste, se colocaron siete cirios en representación de los Siete Varones Apostólicos. Al término de la Eucaristía, Mons. Martínez dio a besar el relicario a todos los asistentes.

Al comienzo de la celebración, siguiendo la liturgia propia de este día, los fieles, seminaristas y sacerdotes visitan las Santas Cuevas portando una vela encendida y rezando a San Cecilio, pidiendo su intercesión por el pueblo cristiano de Granada.

Tras visitar las santas catacumbas, donde se encontraron las reliquias de los mártires, volvieron a la iglesia para continuar con la celebración de la Eucaristía.

Mons. Martínez aclaró en la homilía por qué hay que dar gracias al Señor: “Celebrar San Cecilio es dar gracias por el don de la fe, es agradecerle al Señor esa plétora de mártires de los primeros siglos de la Iglesia y esa plétora de mártires que sigue habiendo en nuestro mundo. Se calcula que en estos últimos años el número de mártires que la Iglesia presenta a Dios como el don más precioso y el fruto más precioso de nuestra vida vienen a ser alrededor de 40.000 mil al año”.

El Arzobispo también indicó que actualmente muchos cristianos de todo el mundo viven el martirio: “Por lo tanto, el martirio no es una cosa extraña tampoco, para los cristianos de Siria, para los cristianos de Iraq, para los cristianos de El Líbano, tantas veces, para los de Irán, para los de Pakistán, para los cristianos de China”.

SAN CECILIO, DISCÍPULO DE SANTIAGO

San Cecilio fue el primer obispo de Granada cuando, bajo la dominación romana, Granada se llamaba todavía Illíberis. Fue uno de los «7 Varones Apostólicos», que eran discípulos del apóstol Santiago y fueron enviados a España. Los otros seis Varones son: Torcuato, Segundo, Indalecio, Tesifonte, Eufrasio y Hesiquio o Esiquio también podría ser Hexiquio o Exiquio.

RITO HISPANO-MOZÁRABE

La Abadía del Sacromonte es uno de los contados lugares donde está permitida la celebración del rito mozárabe en España, y por tanto en el mundo. En este rito se celebran en la Abadía del Sacromonte las festividades de San Cecilio y Corpus Christi.

El Rito Mozárabe o Hispano, es uno de los modos de celebración de la Eucaristía que en el transcurso de los tiempos se fueron formando en las regiones donde se extendió la Iglesia. El rito Hispano es, por tanto, la manera propia de celebrar las acciones litúrgicas en la Iglesia Española en los primeros diez siglos de su historia. Se usó primero por los cristianos hispano­-romanos, se siguió usando en el periodo visigodo, época en que los grandes Padres de la Iglesia visigoda lo enriquecieron considerablemente, y finalmente fue también el rito de los cristianos que permanecieron bajo la dominación musulmana en España y también de los que se mantuvieron en las regiones no ocupadas.

Para el fiel que se acerca por primera vez a una “Misa mozárabe” la impresión es la de verse envuelto en un diálogo vivo entre la comunidad y su Señor y Salvador, Jesucristo.

Escuchar homilía del Arzobispo

Ver galería de imágenes

Contenido relacionado

Enlaces de interés