Celebración solemne de la Eucaristía en las fiestas patronales en honor de san Roque, en Pitres

En la mañana del miércoles, 16 de agosto de 2017, tuvo lugar la celebración solemne de la Eucaristía en la Iglesia Parroquial de Pitres, con motivo de las Fiestas Patronales en honor de San Roque. La Eucaristía fue presidida por D. Esteban Torres Racero, recientemente nombrado por el Sr. Arzobispo, Párroco de Pitres; en la Santa misa estuvo acompañado por D. Carlos Fernández Peñafiel, Párroco de Ugíjar; D. Gaspar Borda, Párroco de Terrassa-Barcelona; D. Tomasso Bernetti, Párroco de Válor, y por dos seminaristas del Seminario “Redemptoris Mater” Virgen de las Angustias y San Miguel de la Archidiócesis de Granada. Las lecturas fueron leídas por personas del pueblo y el Salmo, cantado por Ana Rodríguez, miembro del coro Santa Cecilia de la Catedral de Granada.

D. Esteban empezó su homilía saludando a todos los presentes y, a continuación, hizo su presentación, como nuevo párroco de Pitres, para todos los que no habíamos tenido la suerte de conocerlo aún. En primer lugar, hizo una breve glosa de la vida de san Roque, de cómo él nos da ejemplo de desprendimiento de las riquezas terrenales para entregarse al Señor y dedicarse al cuidado de los más necesitados, los enfermos, y cómo se contagia de la enfermedad, la peste bubónica, y tiene que retirarse a una cueva, donde, por único alimento, un perro le lleva un trozo de pan cada día. Él nos da ejemplo de resignación cristiana y amor a Jesucristo y nos enseña a todos cómo tenemos que soportar también las distintas “pestes” que nos surgen en nuestro caminar cristiano por este mundo, siendo comprensivos y aceptándonos unos a otros con verdadera caridad cristiana. Terminó su homilía deseando a todos que san Roque nos proteja de todo lo malo y que vivamos este día con verdadera alegría en el Señor. Los cantos de la celebración eucarística fueron interpretados por el coro de Pitres, que, con sus voces muy bien entonadas, contribuyeron al recogimiento, espiritualidad y esplendor de la misma.

La iglesia estaba totalmente abarrotada de fieles, venidos desde todos los puntos de España, ya que esta fiesta de san Roque tiene un significado muy importante y especial para todos los nacidos en este maravilloso pueblo alpujarreño al que todos encomiendan sus problemas y preocupaciones. Devoción que se transmite de padres a hijos, sin interrupción, y que se demostró también por la tarde en la procesión que se hizo por las calles del pueblo con una asistencia multitudinaria, no sólo de personas de Pitres sino de los pueblos vecinos y de todas las edades, abundando la gente joven.

Antonio Joaquín Mezcua Roelas

Contenido relacionado

San Onofre de Egipto

El 12 de junio celebramos a un anacoreta: San Onofre de...

Mesa redonda “Mujer, creada a imagen y semejanza”

La Pastoral Familiar de nuestra diócesis organiza esta mesa redonda que...

Enlaces de interés