Celebración de la Jornada por el Trabajo Decente en la parroquia Regina Mundi

Celebración de la Jornada por el Trabajo Decente en la parroquia Regina Mundi

La Eucaristía será el viernes 8 de octubre a las 19:30 horas.

El próximo 7 de octubre la iglesia celebra la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, en nuestra diócesis de Granada esta iniciativa promovida por Cáritas Diocesana, HOAC Granada, CONFER, la Pastoral de Migraciones y Juventud Obrera Cristiana, entre otras que conforman la Iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente (ITD), se celebrará con una Misa en la parroquia Regina Mundo que será el viernes, día 8, a las 19:30 horas.

De esta forma y con el lema: “Ahora más que nunca trabajo decente”, por séptimo año consecutivo, estas organizaciones reivindicarán en este día la necesidad del trabajo como derecho y medio para el desarrollo y realización de las personas. También previamente a la Misa tendrá lugar un gesto público de sensibilización en las cercanías de la parroquia a la que están invitados todos los fieles que deseen participar.

EL TRABAJO DECENTE EN PANDEMIA

Por ello, se procederá también a la lectura de un Manifiesto conjunto en el que se mencionará como la situación de la pandemia a empeorado la situación ya de por si precaria de acceso al trabajo digno de muchas personas. En este sentido, se coloca el foco en el aumento de la precariedad que la Covid-19 está suponiendo para “el personal de limpieza y sanitario sin Equipos de Protección Individual”, junto a los problemas detectados en “las condiciones laborales y falta de medidas de prevención en riesgos para la salud de las trabajadoras de hogar; las personas teletrabajando sin disponer de medios tecnológicos y dispositivos por parte de la empresa” o aquellas “que, a pesar de estar en ERTE, se han visto obligados a teletrabajar desde casa”. Estas situaciones han impedido a un número importante de trabajadores “acceder a ERTE o cualquier tipo de escudo social”.

El Manifiesto denuncia, también, las dificultades existentes en el acceso al trabajo derivadas del “modelo de relaciones laborales actual, que no asegura acceder a un trabajo decente que permita atender necesidades básicas como llegar a fin de mes, conciliar la vida laboral y familiar, el acceso a la vivienda, la seguridad y salud laboral, o la participación social”. Esta es una situación que afecta especialmente a jóvenes y mujeres, “víctimas de una de las mayores tasas de desempleo, trabajos peor remunerados y elevada rotación”.

María José Aguilar
Secretariado de Medios de Comunicación Social

 

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Enlaces de interés