“A la adoración vamos a dejarnos transformar por Dios”

“A la adoración vamos a dejarnos transformar por Dios”

Entrevista sobre las capillas de adoración eucarística perpetua, que está previsto comience el próximo curso en la iglesia parroquial del Sagrario-Catedral. En septiembre, se dará a conocer en las parroquias la capilla de adoración eucarística perpetua.

Tras su presentación en junio del Proyecto de Capilla de Adoración Eucarística Perpetua, los promotores de esta iniciativa, presente en muchas diócesis, para orar ininterrumpidamente a Dios 24 horas al día 365 días de la semana, recorrerán en septiembre las parroquias granadinas, animando a su participación. En esta entrevista, Javier Taberner, promotor de dichas capillas, nos cuenta qué es y el bien que es para nuestra vida dedicar una hora a la semana en adoración a Dios. “Sólo se necesita querer estar una hora en silencio, cara al Señor”, para que nuestra vida se transforme.

– Granada contará pronto con una capilla eucarística de adoración perpetua. Un deseo largamente acariciado por los granadinos, ¿no es así?
Sí, por lo que yo sé, hace ya un tiempo, hace más de un año, en la parroquia del Sagrario, que es donde estará, si Dios quiere, la adoración perpetua, ahí hay unos turnos de adoración, por la mañana de diez a una y por la tarde de cinco a siete, un poco con este objetivo de la adoración perpetua. Es decir, ya hay buenos cimientos.

– Qué es una capilla de adoración eucarística perpetua.
Es un lugar de oración, donde el Santísimo está expuesto las 24 horas los 365 días del año. Es una adoración ininterrumpida, en la que siempre hay alguien adorando al Señor, para que el Señor nunca esté solo y un lugar también de encuentro, donde el Señor se hace presente en medio de nuestras ciudades para encontrarse con el hombre de hoy. Un lugar para encontrarse con el Señor, a solas en el silencio.

– Cómo funciona una capilla.
Dividimos la semana en franjas. Son 168 horas semanales: 24 horas por siete días. Se busca que en cada hora haya, al menos, un adorador inscrito. Estos adoradores inscritos son los que hacen posible que esté la capilla abierta las 24 horas. Luego, hay otro grupo, que son un poco los coordinadores, para que todo esto funcione: son los responsables de hora, de turno, que hacen posible que todo esto salga adelante. Hay una organización de cerca de 30 personas que está supervisando, para que el Señor nunca esté solo.

– Claro, es que son 24 horas….
Sí. Es una realidad que el Señor ha querido, en este tiempo que, por circunstancias, están cerradas, a través de la adoración perpetua estar junto a nosotros, estar con nosotros. Y con muy poquito de cada uno de nosotros, una hora a la semana, que es menos de un dos por ciento del tiempo, con un poco de cada uno de nosotros se hace posible que esto esté abierto. Y es una maravilla saber que hay gente que a las tres de la madrugada del jueves, a las doce del mediodía de un sábado o domingo, van a estar ahí. En estas capillas se toca el amor del hombre hacia Dios y el amor de Dios hacia el hombre.

– ¿Se adora del mismo modo a las diez de la mañana que a las cuatro, tres de la mañana, por ejemplo? ¿Hay alguna dinámica particular en este tipo de adoración?
La adoración perpetua es un tipo de adoración más, como existe la capilla de adoración nocturna. Hay capillas de adoración permanente, que tiene unas horas. La adoración perpetua es 24 horas con el Señor, que es un poco “así en la tierra como en el cielo”, un pequeño avance del Cielo aquí en la tierra. Tiene una peculiaridad, que es el silencio. Dios quiere encontrarse en nosotros, con nosotros, a través del silencio, que tanta falta nos hace en este tiempo. Hay mucho ruido exterior y también mucho interior. La experiencia que tengo y de muchos adoradores es que en las capillas se han encontrado con Jesús, gracias a la adoración perpetua. Gente, a lo mejor, con muchos años en la Iglesia, pero no habían llegado a conectar personalmente con Jesús. Y a través de la adoración perpetua, de esa adoración semanal, poco a poco, el Señor ha ido calando en ellos. Es una adoración en silencio. Y ese silencio permite que otras personas puedan encontrar también. En ese silencio, la Presencia de Dios Eucaristía en estas capillas es muy palpable. Hay mucha gente: gente agnóstica, gente que no cree, pero que ha reconocido que hay algo, hay una Presencia ahí que atrae mucho. Esto son testimonios bonitos que recibimos de otras capillas: gente que reconoce que “aquí encuentro una paz que en otros sitios no encuentro”. Esa paz es la que nos viene del mismo Jesús. Una adoración perpetua es el mismo Jesús que viene a entregarse del todo a nosotros y nosotros respondemos a esa llamada, ofreciéndoles un poquito.

– Es decir, que para ser adorador basta con tener un corazón que busca algo de verdad.
La verdad es que, cuando vas a presentar el proyecto, mucha gente, entre el trabajo, la familia, compromisos sociales… dicen “no me cabe una hora con el Señor”. Pero, la gente que ha hecho un pequeño esfuerzo y ha cogido una hora de adoración a la semana ha visto cómo su vida se ha transformado y el Señor le “ha arreglado” la semana. Su semana ya pivota sobre esa hora. No es un esfuerzo que nosotros hacemos. Más bien es un regalo que recibimos.

– Cuando uno participa en algo así, nota que la vida cambia…
Totalmente. Hay que huir de esa adoración en plan contemplación de algo magnánimo que es Dios. A la adoración vamos a dejarnos transformar por Dios; la criatura frente a Dios Creador, eso es innegable. Pero, en esa relación (criatura-Dios) lleva consigo nuestra transformación por parte de Dios. Y esto es una experiencia humana preciosa. Es la transformación que todo el mundo buscamos. Sólo se necesita querer estar una hora en silencio, cara al Señor. Hay gente más practicante, hay gente menos practicante, hay gente con más experiencia de oración, hay gente que apenas tiene experiencia de Dios, pero no se necesita nada. Simplemente, tener la voluntad de poder estar una hora con el Señor y eso es suficiente.

Paqui Pallarés
Delegada de Medios de Comunicación Social
Arzobispado de Granada

Para más información y contacto de inscripción, pinchar en este enlace

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

San Pío de Pietrelcina

Muchos estarán contentos de celebrar hoy a uno de los santos...

Enlaces de interés