Las consecuencias en los hijos de la separación de los padres marcan la segunda jornada de la Semana de la Familia

Diócesis de Córdobahttps://www.diocesisdecordoba.com/
La diócesis de Córdoba comprende la provincia de Córdoba, en la comunidad autónoma de Andalucía y es sufragánea de la archidiócesis de Sevilla.

Centrándose en este asunto, el profesor del Centro de Magisterio «Sagrado Corazón», Fernando Alberca, ha impartido el martes, 13 de mayo, la segunda ponencia de la XIX Semana de la Familia que está teniendo lugar en el salón de actos del Obispado.

Enmarcada en la décimo novena edición de la Semana de la Familia, Fernando Alberca ha llevado a cabo la ponencia «Consecuencias en los hijos de la separación de los padres», en la que ha manifestado que «el divorcio y la separación de los padres es la solución social cada vez más buscada para dar fin a los matrimonios con problemas y evitar el sufrimiento de los cónyuges, con el consuelo de dar a los hijos así un escenario más pacífico también». Al hilo de esto, el profesor ha indicado que la realidad es muy diferente a esto, ya que «la separación es un fenómeno vivido de forma muy compleja entre los padres que se separan y cada uno de los hijos».

A continuación, el ponente ha explicado que la separación de unos padres suele tener dos fines, o bien solucionar una situación intolerable, o bien rehacer una vida. De ahí que durante la conferencia se haya centrado en analizar la forma en que las personas logran convertir esta esperanza en realidad y las consecuencias en ellos y en los hijos al cabo de los cinco, diez y más años. «Muchos padres creen que al explicarles a los hijos los motivos de su separación, estos los entiende, pero un 91% confiesan no hacerlo. Y muchos, años después, piensan que el divorcio o la separación de sus padres no acabó con los conflictos matrimoniales entre ellos», ha asegurado.

Asimismo, el profesor Alberca ha comentado que «las relaciones padres-hijos se ven alteradas con un divorcio y la sociedad no ha logrado prevenir cómo actuar ante esta circunstancia. Sigue actuando como si no hubiera pasado nada y no tiene en cuenta muchos aspectos que al principio parecen secundarios y con los años se manifiesta su importancia en el concepto de pilares tan esenciales para la persona, la familia y la sociedad entera, como por ejemplo el amor, la confianza o la estabilidad».

Por otro lado, ha concluido manifestando que la época en que vivimos exige un conocimiento mayor del fenómeno del divorcio, la separación de los padres, y de las consecuencias en los hijos, «porque es un fenómeno que nos afecta a todos los que convivimos en una sociedad, sin excepción alguna».

La Semana de la Familia continuará mañana, a las 20:00 horas, con la conferencia del Promotor de Justicia del Tribunal de la Rota de la Nunciatura Apostólica de Madrid, Joaquín Alberto Nieva, titulada «Del divorcio a la nulidad». Con esta intervención, se pondrá el punto y final a esta décimo novena edición.

Contenido relacionado

Celebraciones de Santiago en las parroquias de la Diócesis

Hornachuelos y Villanueva del Duque han sido dos de las localidades...

Vuelve el servicio de audioguías en la Mezquita Catedral

Incluye una versión digital accesible desde el teléfono móvil y cuenta...

El MCMC pasa a llamarse Movimiento Laudato Si´

El Papa Francisco ha apoyado este cambio del movimiento, que se...

Enlaces de interés