“El Seminario Menor es un gran servicio a la Iglesia”

Diócesis de Córdobahttps://www.diocesisdecordoba.com/
La diócesis de Córdoba comprende la provincia de Córdoba, en la comunidad autónoma de Andalucía y es sufragánea de la archidiócesis de Sevilla.

Con la renovación integral del Seminario Menor comienza una nueva etapa en este edificio donde se han forjado multitud de vocaciones al sacerdocio

El obispo de Córdoba ha bendecido este sábado, 21 de mayo, la reforma del Seminario Menor poniéndose el mismo al servicio de las vocaciones más jóvenes en un entorno moderno y funcional. Así lo ha expresado monseñor Demetrio Fernández, quien en el acto de bendición ha explicado la necesidad de realizar esta reforma a la que ha calificado de “un gran regalo de la generosidad divina”. “Un seminario, como su mismo nombre indica es como un semillero, donde se forman los Ministros de la Iglesia”, ha indicado pidiendo, por tanto, al Señor que “este seminario sea una escuela de oración y un aula de preparación divina”.

Para el obispo de Córdoba, este lugar sigue siendo necesario y válido, “porque la vocación la da Dios cuando Él quiere y la puede dar a un niño”, como fue su caso que él mismo recordó ante los presentes dando gracias a Dios por haber sido llamado al sacerdocio a la temprana edad de 7 años. “En el seminario menor nadie está a la fuerza y se le ayuda para que vaya creciendo en todos los aspectos de su vida”, ha aclamado. En este sentido, ha asegurado que “el seminario menor es un gran servicio a la Iglesia” y aunque no todos los que estén en él son después sacerdotes, “sigue siendo útil porque es un lugar de formación integral y cristiana”.

Tal y como ha expresado el pastor de la Diócesis, en el presbiterio de Córdoba más del 60 por ciento de los sacerdotes provienen del seminario menor, por lo que la Iglesia “tiene que seguir atendiendo a todos los que vengan y a la edad que vengan”.

Monseñor Demetrio Fernández ha querido dar gracias a Dios y a todos los que han intervenido en esta obra para que quede remozada.

Dos fases de intervención

La intervención se ha realizado en dos fases durante los veranos de los años 2020 y 2021, aprovechando los meses de menor actividad en el Seminario.  En junio de 2020, vísperas de San Pelagio, se realizó la mudanza de todos los enseres del Seminario menor al pabellón de deportes del Colegio Trinidad-Sansueña con la ayuda de formadores, seminaristas mayores y menores, padres, trabajadores y colaboradores en una ilusionante jornada de trabajo que inauguraba las obras.

Esta reforma integral ha acometido la sustitución de la instalación eléctrica, la adaptación a la  legislación a la normativa de accesibilidad y seguridad anti incendios, así como un mejor acondicionamiento general y en especial de las habitaciones de los seminaristas. La climatización y la renovación estética exterior del edificio completan esta obra en la que han colaborado el Cabildo Catedral de Córdoba, la constructora Pérez Limones y el  despacho del arquitecto Juan Luis Mensua Oriol, junto al que se han implicado Rafael Garrido, que ya conocía el Seminario, Anselmo García como coordinador de Seguridad y Salud,  y Miguel García Madueño, arquitecto de la diócesis de Córdoba.

Desde su instalación en el actual edificio, se han ido introduciendo mejoras en el Seminario en el que a propuesta del que ha sido rector del Seminario,  Antonio Prieto, actual Vicario General de la Diócesis, se decidió intervenir de manera integral en 2018 con el apoyo del Obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández y los formadores  Juan José Romero y  Jesús Enrique Aranda. Posteriormente, los formadores  Florencio Muñoz, Juan Carlos Navarro, y en la última etapa  Antonio Gálvez y Rafael Romero Ochando, asumieron la finalización del proyecto con la ilusión y dedicación de Jesús María Moriana, actual rector del Seminario “San Pelagio” de Córdoba.

«Esta reforma es muy necesaria para seguir formando y alentando a los que sienten la llamada al sacerdocio a edad temprana», apunta el Rector del Seminario que señala como el desarrollo de las obras ha estado marcada por la incertidumbre económica que ha generado la pandemia. Finalmente, el Rector del Seminario, Jesús María Moriana y los formadores “queremos en primer lugar dar muchas gracias a Dios. De Él recibimos todos los bienes”. Asimismo, la institución expresa su agradecimiento a todos los colaboradores que han trabajado en el proyecto hasta su culminación, especialmente al apoyo del Cabildo Catedralicio.

Renovación total para el Seminario “San Pelagio”

La sustitución integral de la instalación eléctrica y de la calefacción del edificio constituye una parte importante de la intervención que ha consistido en en la sustitución íntegra de la instalación eléctrica, que había quedado obsoleta y ha afectado a toda la iluminación. El  acondicionamiento de las habitaciones de los seminaristas es el otro bastión de esta reforma con un cambio de la distribución de los espacios y la reposición de armarios y puertas nuevas, aire acondicionado y pulido del suelo. También, la mejora de la eficacia energética del seminario, intentando reducir  la huella de carbono, ha obligado a la sustitución de radiadores,  caldera de la calefacción y las ventanas.

A la ampliación de la sacristía se ha sumado la reforma de la fachada exterior del seminario, añadiéndole una gran cruz a la fachada principal del edificio para mostrar la  identidad de edificio religioso al que se ha cambiado parte del color de la pintura de revestimiento en consonancia con el colegio y los accesos, en cuya parte trasera se ha abierto una puerta para el aparcamiento.

Atendiendo a la adecuación de la nueva normativa de prevención de incendios y accesibilidad al edificio,  se han instalado 80 detectores de humo, 6 sirenas, 6 mangueras (BIE), 3 depósitos de agua, 6 pulsadores, 21 extintores y una central de detección, mientras que para la cuestión de accesibilidad, se ha dotado al edificio de varias rampas, el ascensor y dos cuartos de baño adaptados.

Un lugar con 40 años de vida vocacional 

En el edificio del “menor” se han formado muchos de los sacerdotes de nuestra diócesis. En cuarenta años de historia, más de 400 alumnos han hecho uso de sus instalaciones adaptadas al uso del seminario a principios de los años 80, siendo obispo de Córdoba José Antonio Infantes Florido, rector Alfredo Montes y vicerrector  Manuel Montilla. Unos pocos años más adelante se amplió el entorno de la actual capilla y el estudio. Posteriormente, durante el episcopado de monseñor Juan José Asenjo, mientras era rector  Manuel Pérez y vicerrector  Francisco Orozco, actual Obispo de Guadix, se reformaron los baños y otras instalaciones. El acondicionamiento del jardín, porche y piscina se llevó a cabo por el actual Obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, en la etapa de rector del Seminario de Antonio Prieto Lucena y vicerrector Ángel Roldán.


































La entrada “El Seminario Menor es un gran servicio a la Iglesia” apareció primero en Diócesis de Córdoba. Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Continúa la jornada cultural “Luz del Arcángel”

El viernes, 17 de junio, hubo una conferencia y un concierto...

Las Ordenaciones sacerdotales en Iglesia en Córdoba

El Corpus en la Diócesis, el Congreso Internacional de San Ignacio...

Lunes, 27 de junio

Dossier de prensa diario elaborado por la Delegación diocesana de Medios...

Enlaces de interés