“A veces, las personas humildes marcan la vida de un periodista”

Diócesis de Córdobahttps://www.diocesisdecordoba.com/
La diócesis de Córdoba comprende la provincia de Córdoba, en la comunidad autónoma de Andalucía y es sufragánea de la archidiócesis de Sevilla.

Esta semana en Iglesia en Córdoba ofrecemos una entrevista a la periodista Rosa Luque.

Pertenece a la época en que todo periodista quería ser corresponsal. Eran las estrellas del momento. Ella encontró su propia vocación en la redacción del Diario Córdoba. En casa no entendieron su marcha a la Universidad Complutense de Madrid para ser periodista hasta que no vieron estampada su firma en el periódico. Trabajó y estudió al mismo tiempo para costearse la carrera. Aunque quería quedarse en Madrid, al terminar la redacción del Diario Córdoba la reclamó por sus capacidades demostradas en sus años de estudiante en prácticas. En los primeros tiempos compatibilizó el trabajo en la redacción y al frente del Gabinete de Prensa del Gobierno Civil. Una baja en la sección de deportes provocó su incorporación definitiva a las páginas del Diario Córdoba justo antes de la privatización del medio en 1.984.

Independiente y decidida, tras la fragilidad de su voz esconde la robustez de un oficio aprendido en la calle y en la redacción. Ha entrevistado a los cuatro últimos obispos de la Diócesis cordobesas antes que nadie. Lo hacía antes de que tomaran posesión, les ofrecía entrevistas largas, cuidadas, en las que palpitaban los trazos principales de la personalidad de cada uno de ellos. Con la primicia alcanzada, nacía un vínculo duradero entre ellos y llegó a ocuparse de la información diocesana durante algunos años. Tras su jubilación, su actividad es trepidante. Desde esa atalaya observa ahora el periodismo, sus modos, las carencias y virtudes de la información actual. Y se para con nosotros a analizarlas.

P.-Pertenece a la era analógica ¿cómo ve la eclosión de las nuevas tecnologías en el ámbito de la información?

R. Como perteneciente a la era analógica, me parece regular. Reconozco las ventajas de la inmediatez de las nuevas tecnologías y el fácil acceso que ofrecen, pero tiene los riesgos de la desinformación; por lo que respecta a la profesión, es tremendo lo que está pasando porque nos estamos cargando la prensa escrita nosotros mismos. Por subirnos al carro de lo digital, todos los periódicos han incentivado sus ediciones digitales, unos con más estrategias que otros. Ocurre que si obtienes gratis la posibilidad de informarte, difícilmente vas a comprar el periódico y ese es uno de los dramas de la prensa escrita junto a la merma del pastel publicitario.

P.-¿En qué ha cambiado el periodista desde sus inicios en la profesión hasta ahora?

R. No he visto mucha evolución, acaso que ahora son más mujeres que antes. No se nota mucho el cambio siempre, que hablemos de un periodismo serio. Se trata de que prime la verdad por encima de todo, aunque no siempre puedes y debes contar todo lo que sabes. Por lo demás, aplicando unos criterios selectivos y de acuerdo con la línea editorial del medio al que perteneces, no he visto muchos cambios.

P.-¿La búsqueda de la verdad se ha reemplazado por la posverdad?

R. Hay quien lo hace, pero por suerte hay prensa seria y quiero pensar que es flor de un día que ser marchitará.

P.-En su opinión, ¿qué tratamiento tiene la información de la Iglesia en los medios generalistas?

R. En general mala, para qué engañarnos, hay una corriente laicista que pospone muchas informaciones de la Iglesia. Unos periódicos la tratan con más respeto, otros con menos. En general, incluso los periódicos respetuosos tienden a primar lo llamativo más que el día a día.

P.-¿Qué reforma considera más necesaria en la información que genera la Iglesia?

R. Quizá llegar a más ámbitos, abrir el abanico a todo tipo de prensa y “venderse” mejor. La Iglesia escribe y habla para la Iglesia y al otro lado de una sede episcopal o parroquial, lo que hay es gente de la calle, algunos de naturaleza religiosa y otros no. A parte de la función evangelizadora y pastoral, la información de la Iglesia debe difundir lo que hace solidariamente, que llega a todos los ámbitos. Como católica me siento informada, pero porque tengo el hábito de consultar varios medios, tengo esa deformación profesional. Estuve haciendo información de la Iglesia durante la estancia de monseñor Juan José Asenjo en Córdoba. Aparte, cada vez que ha habido un nombramiento episcopal, he realizado la primera entrevista en la diócesis, desde tiempos del Obispo Infantes Florido hasta Don Demetrio Fernández. No sé qué pasa en todas las diócesis, pero aquí los nombramientos tienen mucho morbo. Preparaba las entrevistas como todas y al volver a Córdoba, los compañeros de la redacción me daban la medida del interés que después suscitaría en la calle.

P.-¿Qué persona le ha marcado más en su vida profesional?

R. A veces son las personas más humildes, aunque por deformación profesional nos suele impresionar el que da más juego periodístico nos da, aquellos personajes complejos. Al psiquiatra Castilla del Pino lo entrevisté varias veces y yo lo contaba todo, incluso cuando me pedía que le pasara el texto antes de publicarlo. Julio Anguita habla en titulares, te facilita el trabajo… pero, por ejemplo, entrevisté a una persona que había sido maquis en Villanueva, me contaba tales cosas que acabé llorando. Otra entrevista, de perfil parecida se la hice a una mujer llamada Pepita Patiño que inspiró “La voz dormida” de Dulce Chacón, una persona represaliada por la guerra que esperó cuarenta años a su novio encarcelado. Y también he entrevistado a un matrimonio que había dado a luz nueve hijos en un parto múltiple. Cuando llegue a Reina Sofía, algunos niños estaban en las incubadoras. Fue una cosa muy llamativa, era una exclusiva, pero cuando ya tenía el texto redactado, llamó el padre diciendo que prefería que no se publicara. Realmente, lo que pasaba es que Interviú le había ofrecido mucho dinero por el contrario su historia.

Contenido relacionado

“La mirada transparente”, nuevo espacio en Cope

El sacerdote y periodista Antonio Gil explica en qué consiste esta...

Cursillos de Cristiandad celebra su pleno nacional

La diócesis de Córdoba participó el pasado fin de semana en...

Misiones recibe al Obispo para inaugurar el nuevo curso

La delegación diocesana que dirige el sacerdote Antonio Evans se reunió...

Enlaces de interés