Mons. Lorca administra los Sacramentos de Iniciación Cristiana a 19 adultos

Diócesis de Cartagenahttps://diocesisdecartagena.org/
La diócesis de Cartagena es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la catedral de Santa María, situada en la ciudad de Murcia.

En la tarde de ayer domingo, VI de Pascua, 19 adultos de diferentes parroquias de la Diócesis recibieron los Sacramentos de Iniciación Cristiana de manos del Obispo de Cartagena, Mons. José Manuel Lorca Planes. La celebración se realizó en la Catedral y en ella 18 adultos recibieron los sacramentos del Bautismo, la Confirmación y la Comunión, y una más, que ya estaba bautizada, la Confirmación y Comunión.

Los Sacramentos de la Iniciación Cristiana (Bautismo, Confirmación y Eucaristía), que en el caso de los niños se administran de una manera progresiva, en los adultos la Iglesia Católica los administra en la misma celebración. Enlazar los sacramentos significa la unidad del misterio pascual y el vínculo entre la misión del Hijo y la efusión del Espíritu Santo: «Hoy nacéis a la fe, crecéis con la fuerza del Espíritu en ella y participáis del alimento que sustentará vuestra vida, el Cuerpo y la Sangre de Cristo», les dijo el Sr. Obispo.

A través del Bautismo los catecúmenos quedaron incorporados a la Iglesia, alcanzando en plenitud la filiación divina: «En este momento vuestra vida ha dado un giro de 180 grados, habéis puesto el rumbo de vuestra nave hacia el Señor y esto marcará vuestra existencia». Tras ser bautizados los nuevos hijos de la Iglesia recibieron una vestidura blanca como señal de la vida nueva que acababan de comenzar.

A continuación del Bautismo, el Pastor Diocesano administró a los adultos el sacramento de la Confirmación y así, los catecúmenos, por primera vez y con pleno derecho, participaron en la Eucaristía recibiendo la Comunión, consumando así su iniciación cristiana.

Mons. Lorca les invitó a vivir la caridad como un estilo de vida, porque «estar cerca de Dios nos lleva a estar cerca de los demás», y a perseverar en la oración para permanecer en Cristo. «Tendréis a la Iglesia de Cartagena, vuestra familia, vuestra casa, vuestro hogar, rezando por vosotros», les dijo, invitando a los nuevos hijos de la Iglesia a proclamar la fe y encomendándolos bajo la protección de la Virgen María.

Contenido relacionado

La Virgen de la Arrixaca visita la catedral

El obispo presidió la Eucaristía en la que se encontraron las...

La Navidad que nace en un convento de clausura

Las Hermanas Pobres de Santa Clara de Algezares venden a través...

Enlaces de interés