Las Carmelitas celebran el 50 aniversario de su traslado a Algezares

Diócesis de Cartagenahttps://diocesisdecartagena.org/
La diócesis de Cartagena es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la catedral de Santa María, situada en la ciudad de Murcia.

En la festividad de Santa Teresita del Niño Jesús, el Obispo de Cartagena, Mons. José Manuel Lorca Planes, presidió en la tarde de ayer la Eucaristía de acción de gracias por el 50 aniversario del traslado de las Madres Carmelitas Descalzas desde la ciudad de Murcia al monasterio de Algezares.

El Sr. Obispo destacó la «especial sintonía» que hay entre las Madres Carmelitas y el pueblo de Murcia y recordó a los presentes que la iglesia del monasterio es una de las cuatro iglesias donde se podrán ganar las Indulgencias Plenarias del Año Jubilar Teresiano, que comenzará el próximo 15 de octubre para celebrar el V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa de Jesús.

Pidió a los presentes, entre los que se encontraban las personas que hicieron posible que las monjas se trasladaran a Algezares en 1914, que dieran gracias por estos 50 años y que pidieran a Dios, a través de la intercesión de los santos del Carmelo, por las vocaciones a la vida consagrada. «Es un acto totalmente egoísta», bromeó Mons. Lorca, asegurando que cuantas más religiosas hubiera en el Carmelo, más oraciones habría por la Iglesia de Cartagena.

Explicó que a Dios se le conoce a través de la caridad, porque «desde el amor descubrimos el rostro de Dios», una experiencia que vivieron Santa Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz o Santa Teresita de Lisieux.

La priora del convento, la Madre María Auxiliadora, agradeció el cariño y la presencia de todos y narró como sucedieron los hechos para que las Carmelitas llegaran a este lugar. «La Providencia nos guio aquí y es también esa Providencia amorosa la que nos ha cuidado estos 50 años», destacó la priora, recordando a las hermanas que precedieron a la comunidad actual: «ellas son las auténticas piedras vidas que hacen posible este monasterio». La Madre María Auxiliadora pidió a los presentes que rezasen también por ellas: «Ayudadnos a darle gracias y a seguir confiando nuestro futuro a ella (la Providencia) y a la Virgen de la Fuensanta, nuestra madre, para seguir siendo esas piedras vivas y fecundas en esta Iglesia de Murcia».

Contenido relacionado

Jornada mundial de los abuelos y personas mayores

El próximo 26 de julio, en la fiesta de san Joaquín y...

Enlaces de interés