Cuatro nuevos canónigos de la Diócesis de Cartagena toman posesión de su cargo en la S.I. Catedral

Diócesis de Cartagenahttps://diocesisdecartagena.org/
La diócesis de Cartagena es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la catedral de Santa María, situada en la ciudad de Murcia.

Mons. Lorca Planes: «La Iglesia de Cartagena puede decir que da gracias a Dios por este Cabildo»

Cuatro nuevos canónigos se incorporaron ayer al Ilustre Cabildo de la Catedral de la Diócesis de Cartagena. D. Juan Tudela, Vicario General; D. Antonio León, Vicario de Economía; D. Domingo Ballester, Vicario para la Curia Matrimonial y D. Tomás Cascales, Canciller-Secretario General, tomaron posesión de su cargo, en un acto que tuvo lugar en la Iglesia Catedral de Murcia, acompañados de numerosos sacerdotes, familiares, amigos y fieles. Durante este acto, los nuevos canónigos hicieron su profesión de fe, prestaron juramento de los Estatutos del Ilustre Cabildo de la Catedral ante los Santos Evangelios e hicieron el gesto de la toma de posesión de su puesto correspondiente en el Coro de la Catedral.

En su intervención, el Obispo de la Diócesis de Cartagena, Mons. D. José Manuel Lorca Planes destacó entre las funciones del Cabildo Catedralicio la alabanza a Dios. Asimismo, explicó que “desde siempre, el Cabildo Catedralicio ha sido como un Senado donde las especialidades teológicas y pastorales han ayudado al gobierno de la Iglesia Diocesana”. El Sr. Obispo disertó sobre la predicación que se lleva a cabo en este templo, afirmando que “al mismo tiempo que se predica a Dios, se alaba a Dios”. El Prelado comentó la invitación que el Señor nos hace desde esta iglesia a “seguir el modelo que nos precede, que es el del Buen Pastor”, quien “nos manifiesta siempre el corazón misericordioso de Dios”. “Por eso, en esta Casa, no sólo alabamos a Dios bendiciéndole, sino también a través de los sacramentos”- apostilló. En este sentido, precisó que esto “es motivo más que suficiente para la alabanza y acción de gracias”. “La Iglesia de Cartagena puede decir que da gracias a Dios por este Cabildo”- apuntó. Un Cabildo que, de acuerdo con las palabras de Mons. Lorca, centra su vida en “dar gloria a Dios”. De un modo particular, señaló la devoción que para el Cabildo Catedralicio tiene la Santísima Virgen de la Fuensanta. “Por medio de su bendición, os ruego que oréis por estos hermanos”- pidió a los presentes.

El Sr. Obispo compartió su deseo de bendecir al Señor por poder celebrar la Eucaristía cada día en el Altar. “Dios sigue practicando la misericordia, acercándose al corazón roto y enfermo”- expresó. Ante esta llamada que nos hace el Señor, Mons. Lorca manifestó que existen razones de gozo enraizadas en Dios, que nos ha dado la vida. “Puedes abrazar el rostro de Dios, porque ha tenido misericordia”- recordó al hablar de las gracias recibidas en el sacramento de la confesión.

Refiriéndose a los nuevos canónigos, nuestro Pastor continuó pidiendo oraciones, “para que puedan cumplir la tarea que se les encomienda y que el Señor  bendiga todos los dones y mediaciones que Dios ponga en sus manos para que cualquiera que se acerque a ellos se encuentre con el rostro de Dios”. El Sr. Obispo remarcó que es posible este milagro de “acercarnos más al Corazón de Dios”. “Que vuestro trabajo sirva para la santidad de la Iglesia”- concluyó.

En nombre de sus hermanos canónigos, D. Juan Tudela dirigió unas palabras de agradecimiento al Sr. Obispo, por “la confianza de llamarnos a colaborar con usted”. “Para nosotros es una gracia poder ejercer nuestro sacerdocio desde esta Catedral”- aseveró. A su vez, reconoció la “gran responsabilidad” que asumen entregándose a este servicio, a la que responden con alegría en su ministerio sacerdotal. Este agradecimiento se hizo extensivo al Ilustre Cabildo de la Catedral, a los sacerdotes, fieles presentes y también aquellos que no pudieron asistir. Agradeciendo las oraciones, alegó que “renovamos nuestra fraternidad, amistad y promesa de oración por ellos.  “En las manos de la Santísima Virgen de la Fuensanta” quiso depositar a todos los que ayer les acompañaban, dedicando “el más humilde y gozoso agradecimiento” a Dios Padre Celestial.

 Cristina Abbad Luengo

Contenido relacionado

Enlaces de interés