Catorce movimientos y dieciséis órdenes religiosas participaron en la vigilia de Pentecostés

Diócesis de Cartagenahttps://diocesisdecartagena.org/
La diócesis de Cartagena es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la catedral de Santa María, situada en la ciudad de Murcia.

El pasado sábado se celebró en la Catedral la vigilia de Pentecostés, organizada por la Delegación de Pastoral Vocacional y presidida por el Obispo de Cartagena. Participaron en la vigilia algunos sacerdotes diocesanos, así como religiosos, religiosas, seminaristas y fieles laicos. La oración comenzó con la congregación de los asistentes en la Plaza de la Cruz y la lectura de la Palabra sobre el envío del Espíritu Santo a los apóstoles. Desde allí partió una procesión encabezada por el Cirio Pascual, tras el que iban todos los fieles con velas encendidas y el clero. La procesión, que recorrió la girola de la Catedral, terminó en el altar, donde se ubicó el Cirio Pascual, invocando al Espíritu Santo.

En la vigilia participaron un total de 30 carismas de la Diócesis, que representados por dos personas, se acercaban ante el altar y presentaban una vela, dando gracias al Señor porque por medio de su Espíritu Santo los suscitó en esta Iglesia diocesana. Entre los diferentes carismas participaron 14 movimientos e instituciones: Acción Católica General, Cáritas, Comunidades Neocatecumenales, Comunión y Liberación, Cursillos de Cristiandad, Equipos de Nuestra Señora, Hospitalidad de Nuestra Señora de Lourdes, Manos Unidas, Familia Parroquial, Familias Invencibles, Movimiento de los Focolares, Movimiento Familiar Cristiano, Rama Carmelita Descalza Seglar y Renovación Carismática Católica. Así como 16 órdenes religiosas: Esclavas de Cristo Rey, Carmelitas Misioneras, Franciscanas de la Purísima, Hermanas de Cristo Crucificado, Hermanas de Jesús de Carlos de Foucauld, Hermanas de la Consolación, Hermanas de la Virgen del Monte Carmelo, Hermanitas de Jesús, Hijas de la Caridad, Hijas del Cenáculo, Misioneras de Santo Domingo, Oblatas, Hermanos Franciscanos Menores, Religiosas de la Sagrada Familia, Salesianas del Sagrado Corazón y Siervas de Jesús.

Tras este gesto de acción de gracias, tubo lugar la Liturgia de la Palabra, en la que se incluyó el canto de la Secuencia de Pentecostés. El Sr. Obispo se dirigió a los presentes a quienes alentó a dejarse hacer por el Espíritu Santo. Después se renovaron las promesas bautismales, se presentaron al Señor las peticiones junto con el Padrenuestro, se hizo el signo de la paz y se realizaron las aclamaciones al Espíritu Santo. Para despedir la vigilia, Mons. Lorca impartió la bendición solemne de Pentecostés sobre todos los presentes.

Contenido relacionado

La Navidad que nace en un convento de clausura

Las Hermanas Pobres de Santa Clara de Algezares venden a través...

Jesús Abandonado muestra al «amigo invisible» más necesitado

Concienciar sobre la importancia de ayudar a los más vulnerables es...

La Virgen de la Arrixaca visita la catedral

El obispo presidió la Eucaristía en la que se encontraron las...

Enlaces de interés