Bendición del Economato Social «Mambré» en Lorca

Diócesis de Cartagenahttps://diocesisdecartagena.org/
La diócesis de Cartagena es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la catedral de Santa María, situada en la ciudad de Murcia.

Tras los terremotos que sufrió la ciudad de Lorca el pasado 11 de mayo, a cuyos ciudadanos dejaron desolados, en la tarde de ayer, 11 de enero, se abrió otra puerta a la esperanza, expresión de la generosidad de muchos para con esta población.

Desde el primer momento, tras aquellos acontecimientos, la Iglesia Diocesana de Cartagena, en la persona de su Obispo, Mons. José Manuel Lorca, manifestó su preocupación por las necesidades de las personas que habían sufrido las consecuencias de estos movimientos sísmicos. Su cercanía y oración por las víctimas que perdieron sus vidas, el dolor ante los que perdieron su hogar, y ante aquellos que, por falta de trabajo, se encuentran en situación precaria.

Ante esta realidad, el Sr. Obispo creó una  comisión que trabajara en pos de una  Distribución Equitativa de las ayudas solidarias, conocida como DEAS, y en el seno de la cual nace este Economato Social, que ayer fue bendecido e inaugurado, y  cuya gestión ha sido confiada a Cáritas Interparroquial de Lorca, que pretende prorrogar en el tiempo esa ayuda a las personas que esta institución de la Iglesia Diocesana ha venido haciendo desde el 11 de mayo de manera intensa.

El acto de bendición, que estuvo presidido por el Pastor de la Diócesis, contó también con la presencia del Sr. Alcalde de Lorca junto a algunos representantes de la Corporación Municipal, así como varios miembros del Consejo Episcopal, el Director de Cáritas Diocesana y de Cáritas de Lorca, los sacerdotes de la ciudad y gran cantidad de voluntarios y fieles que quisieron hacerse presentes en este momento.

El Sr. Obispo explicó que este Economato Social, que recibe el nombre de Mambré, en referencia al lugar en el que  Abraham acogió a aquellos tres peregrinos, tiene como finalidad el ayudar a las familias damnificadas por los terremotos y que se encuentren en dificultades económicas graves, para que puedan adquirir productos de primera necesidad en alimentación e higiene a un coste del 30% de su valor  en el mercado, asumiendo la Diócesis el 70% restante, proveniente de las ayudas recibidas.

En su intervención también aprovechó para agradecer la generosidad de todos aquellos que han hecho posible este proyecto, ayudando económicamente a su puesta en marcha, así como otros que están ya en ejecución o verán pronto la luz. Entre estos benefactores cabe señalar las ayudas solidarias recibidas de la Conferencia Episcopal Española, las distintas Diócesis de España, todas las parroquias de la Diócesis, instituciones religiosas, así como multitud de personas que han contribuido generosamente, con el único fin de ayudar a Lorca y a sus gentes.

Contenido relacionado

Enlaces de interés